Catedral de Don Justo

Hay un lugar en Mejorada del Campo que merece ser destacado. Se empezó a construir en el año 1961  y aún no se ha terminado. Estamos hablando de la catedral de Justo y todo tiene su explicación. Y es que está siendo construida por un sólo hombre, un albañil llamado Justo Gallego Martínez.

El templo, erigido en honor de la Virgen del Pilar, está en la localidad de Mejorada del Campo (Madrid), Aquí es donde este ex monje cisterciense (enfermo de tuberculosis fue expulsado del monasterio de Santa María de Huerta -Soria-) lleva más de cincuenta años con su labor diaria de construcción. El monumento es un agradecimiento que Justo quiso hacer a Dios y a la Virgen por haberle curado. Los primeros gastos de la construcción vinieron de la venta del patrimonio familiar, luego llegaron las donaciones económicas y en forma de material de obra: ora unos sacos de cemento, ora unos ladrillos… y todo ello por un hombre que no tiene ninguna formación y, mucho menos, ninguna formación relacionada con la construcción (por ejemplo, la estructura de las columnas son toneles viejos de petróleo y los pilares están fabricados a base de botes de Cola Cao).

De todo ello ha salido un templo que tiene una cúpula de veintidós metros de diámetro y treinta y seis de altura, tres naves de veinte metros de anchura y cincuenta de longitud, torres de cinco metros de diámetro que rodean todo el edificio, y una inmensa cripta subterránea.