Pinto

Los hoteles en Pinto (Madrid) se caracterizan por ser muy acogedores. Además, la localización del municipio, a menos de media hora en coche de Madrid, lo convierte en un lugar ideal para descansar si no se quiere estar inmerso en el bullicio de la capital. Muchos de los hoteles de Pinto disponen de bar en el que se sirven algunos platos típicos de la región como, por ejemplo, el cocido madrileño o los pasteles pinteños, por lo que no se puede dejar pasar la oportunidad de degustar los sabores más exquisitos de su gastronomía. Por su lado, los apartamentos de Pinto son también una opción estupenda si se quieren pasar unos agradables días en familia y sumergirse en el estilo y la forma de vida de los habitantes del municipio. Por la misma razón, gracias también a la proximidad con las principales carreteras y autovías, se puede decir que están encuadrados en un punto estratégico que te permitirá llegar a cualquier otra parte muy fácil y rápidamente.Pinto es un tranquilo municipio ubicado en la Comunidad Autónoma de Madrid, concretamente a escasos veinte kilómetros al sur de la capital de España, que cuenta con hoteles y apartamentos perfectos para pasar unas agradables vacaciones. Su nombre tiene un origen muy curioso, pues es una derivación del latín 'punctum', el cual significa 'punto', debido a que se consideraba como el centro geográfico de la península. De hecho, se puede tener la suerte de encontrar apartamentos de alquiler justo frente al monumento que lo conmemora. Debido a la antigüedad de sus orígenes, la localidad ha recogido, entre su patrimonio histórico, elementos muy variados de las diferentes culturas que por allí han pasado y que se pueden visitar fácilmente desde cualquiera de los hoteles del lugar.Por su parte, la Torre de Éboli, que data del siglo XIV, es otro de los puntos de interés de los que se puede disfrutar consiguiendo hospedaje en alguno de los hoteles cercanos. Además, los apartamentos y demás alojamientos de la zona permiten disfrutar del deporte gracias a la gran variedad de instalaciones deportivas de las que dispone, algo muy arraigado entre sus habitantes. Pero si se prefiere un entretenimiento más familiar, no se puede dejar Pinto sin acudir, desde el alojamiento, al Parque Warner, situado a apenas unos minutos en coche.