Lo Pagán

En San Pedro del Pinatar, a orillas del Mar Menor, se sitúa la zona turística de Lo Pagán, también conocida como playa de “La Puntica”. Esta pedanía es famosa por las charcas de las salinas, a las que cada año acuden miles de turistas para disfrutar de los baños de lodo, conocidos por sus poderes curativos.

Tanto Lo Pagán como la zona del Mar Menor se caracterizan por un alto porcentaje de horas de sol al año y una elevada cantidad de sal en el agua, así que, según estudios realizados, esta zona costera tiene unas características especiales que han logrado conseguir unos lodos que se utilizan para tratamientos terapéuticos desde el siglo XIX.

Los expertos lo recomiendan para patologías de la piel, enfermedades como artritis, gota, reumas, tendinitis e incluso para dolores de garganta.

Se recomienda que los baños sean al sol y en época de calor para que los barros se sequen bien, y la piel absorba toda las propiedades. Una vez seco, hay que aclarar con abundante agua salada.

El número de sesiones es aconsejable que sea superior a nueve, para empezar a ver resultados, y siempre deben ser aplicaciones impares, sin lavarse durante ese tiempo con agua dulce.

Además de la parte terapéutica, Lo Pagán tiene un puerto deportivo con club náutico y un muelle pesquero.