​Santiago de la Ribera

​Santiago de la Ribera es la localidad más poblada del municipio murciano de San Javier. Se sitúa en la costa del Mar Menor y limita con otras localidades como Los Sáez o Lo Pagán. La pedanía cuenta con más de 8.000 habitantes y se divide en diversos barrios como los Arcos, Ciudad del Aire y los Pozuelos. La localidad fue fundada en el siglo XIX por un caballero de la Orden de Santiago llamado Fray José María Barnuevo Rodrigo de Villamayor, quien a partir de su residencia desarrolló un moderno trazado urbanístico en la ciudad. En la actualidad el lugar es un popular destino turístico de la Costa Cálida visitado durante todo el año, además de popular por sus playas de agua caliente y por su amplia infraestructura compuesta por cómodos hoteles y acogedores restaurantes.

Los viajeros descubrirán en Santiago de la Ribera un buen número de interesantes espacios para visitar. La ermita del barrio de San Blas data del siglo XVI y se sitúa dentro de una casa de estilo tradicional. La zona más poblada y repleta de bares, restaurantes y comercios es la que se ubica entre la explanada Barnuevo y la Avenida Sandoval. En la Iglesia de San Francisco Javier los visitantes descubrirán un impresionante interior con varias esculturas de madera tallada. Dentro del conocido Parque Almansa se celebran varias actividades culturales, además, el lugar alberga un centro cívico, las dependencias de la radio municipal, el Conservatorio Profesional de Música y la Escuela Oficial de Idiomas. La localidad cuenta con uno de los paseos marítimos más bonitos de la costa del Mar Menor, con dos kilómetros de extensión y rodeado de palmeras centenarias. Otro lugar de interés es la colonia Ruiz de Alda o también llamada Ciudad del Aire, una zona residencial militar con pintorescas casas provistas de jardín privado. Las playas del municipio destacan por la calidad de sus aguas y por su práctico catálogo de servicios.

Una de las actividades más relajantes y recomendables que pueden llevarse a cabo en Santiago de la Ribera es bañarse en el mar. Las playas son de aguas tranquilas y arena fina, destacando las de Barnuevo, Colón, Castillico y el Pescador. Los amantes del deporte disponen de una amplia oferta náutica con escuelas de piragüismo, buceo o vela. El lugar también alberga un polideportivo donde practicar fútbol, atletismo, jogging o baloncesto. Del mismo modo, se pueden realizar otras actividades como golf, hípica, paseos en bicicleta o recorridos en kart. Los viajeros descubrirán que en la localidad, además de disfrutar de una amplia oferta de comercios y restaurantes, se puede asistir a actividades culturales como representaciones teatrales, conciertos y exposiciones de arte. La pedanía cuenta con varios museos destacando el Museo de San Javier, el Museo Etnológico, el Museo del Belén y el Museo de la Iglesia.

Santiago de la Ribera destaca por su gran número de alojamientos, que se clasifican en distintos tipos y categorías. En el centro de la localidad se emplazan sencillos hostales y hoteles, en su mayoría de dos y tres estrellas y que cuentan con las comodidades necesarias para que los clientes se sientan como en casa.

La localidad de Santiago de la Ribera se sitúa a unos 50 kilómetros de Murcia y a aproximadamente 33 kilómetros de Cartagena. La pedanía cuenta con varias carreteras comarcales y autopistas que comunican con otras localidades cercanas como Lo Pagán o San Pedro del Pinatar y con ciudades como Valencia. La estación de tren más cercana es Balsicas-Mar Menor, ubicada en Torre Pacheco, y el aeropuerto más próximo es el de Murcia-San Javier.

El clima de la zona próxima a Santiago de la Ribera es uno de los más privilegiados de la península, con inviernos cálidos y veranos que permiten realizar diversas actividades al aire libre. La gastronomía de la región destaca por sus frutas, verduras y pescados frescos.