Barakaldo - Baracaldo

La localidad de Barakaldo (en castellano Baracaldo) se sitúa en el norte de España, pertenece a la provincia de Vizcaya y es el municipio más poblado después de su capital Bilbao, de la que se encuentra a solo diez kilómetros de distancia.

La historia reciente de Barakaldo siempre ha estado muy ligada a la industria, pues en la ciudad se encontraba la sede de los Altos Hornos de Bilbao, una gran empresa que durante los años setenta llegó a dar trabajo a más de diez mil trabajadores. En la actualidad, la ciudad de Barakaldo se encuentra más enfocada hacia el turismo no solo por las excelentes comunicaciones que la unen con Bilbao sino también por ser una de las paradas del Camino de peregrinación a Santiago que parte de Irún y recorre todo el Norte del país hasta llegar a Santiago.

Algunos sitios de interés que merece la pena visitar son el Palacio Munoa, una impresionante finca de estilo neoclásico construida por una adinerada familia como residencia de verano que cuenta con unas inmejorables vistas a la ría de Bilbao. El centro de interpretación histórica Luis Choya acoge interesantes exposiciones sobre la ciudad en su interior. La preciosa iglesia de San Vicente Mártir, cuyos orígenes datan del siglo XII, mezcla un marcado estilo gótico con columnas renacentistas fruto de la remodelación que tuvo lugar a lo largo del siglo XVII.

La Herriko Plaza, o Plaza del Pueblo, es donde se concentra toda la vida social y cultural de la ciudad. En ella se encuentran la famosa Torre del Reloj, el Kiosco y muy cerca de esta, el Ayuntamiento y el Teatro de Barakaldo que acoge una gran variedad de actividades culturales a lo largo del año. El barrio del Regato es otro de los puntos de visita obligada de la ciudad, aunque algo alejado del centro, merece la pena conocerlo por su precioso pantano rodeado de fuentes y árboles. Debido a su situación privilegiada, en la ciudad se unen diferentes paisajes que van desde la famosa Ría de Bilbao hasta la montaña pasando por un sinfín de calles, plazas y amplias avenidas por las que dar un agradable paseo.

Encontrar alojamiento no supone ningún problema pues Barakaldo dispone de una variada oferta hotelera además de contar con numerosos apartamentos, hostales o casas rurales donde disfrutar de una mayor libertad de movimiento. La mayoría de los hoteles de la localidad son casas típicas de la zona que han sido remodeladas y además suelen contar con restaurante o bar en su parte inferior donde es imprescindible disfrutar de alguno de los platos típicos bilbaínos.

Desplazarse en torno a Barakaldo es fácil y cómodo, pues debido a su cercanía con Bilbao, la ciudad se encuentra muy bien comunicada mediante transporte público. Existen numerosas líneas de autobuses que realizan trayectos diarios a las localidades cercanas, además de metro y trenes de cercanías. El aeropuerto de Bilbao se encuentra a unos diez kilómetros de distancia y también existe la posibilidad de alquilar coches o motos para moverse por lugares menos comunicados como algunas de las playas más cercanas que están a unos veinte kilómetros.

Una vez en el País Vasco es fundamental dejarse deleitar por las bondades de su exquisita gastronomía cuyos platos más populares incluyen tanto el pescado fresco, recién sacado de la ría, como la carne más sabrosa proveniente de sus verdes montes. Alguna de las especialidades más populares de la zona son la exquisita merluza frita, los populares chipirones en su tinta, callos a la vizcaína, bacalao al pil pil o los famosos pinchos. De postre se puede tomar alguno de sus dulces más típicos como la panchineta o la carolina.