Centro de Bilbao

La gama de hoteles que ofrece sus servicios en el centro de Bilbao revela una variedad que abarca desde servicios de lujo hasta apartamentos económicos y pensiones familiares. Los establecimientos de cinco estrellas, que brindan espacios creativos en zonas comunes y habitaciones, son ideales para pasar unos días de glamour. Este nivel de hoteles resulta perfecto para quienes desean una suite elegante y servicios de primera clase, incluyendo restaurantes especializados en gastronomía vasca, salones singulares para tomar un cóctel o para bailar, gimnasio y spa. Otra alternativa estupenda es reservar en los apartamentos de alta calidad del centro de Bilbao. Estos apartamentos resultan idóneos para viajeros independientes, sean parejas, familias o grupos. Dentro de esta categoría existen estudios y apartamentos de una o varias habitaciones, que prodigan un estilo de alojamiento cómodo y simple, diferente del de los hoteles. En el centro de Bilbao funcionan hoteles de categorías de tres y cuatro estrellas, adecuados tanto para viajes de negocios como para vacaciones, algunos de los cuales ofrecen gimnasio, jacuzzi, salón chill out y hospedaje de mascotas. Si el plan de viaje es disfrutar del centro de Bilbao a tiempo completo, los apartamentos con tarifas bajas y los hoteles acogedores, con servicios básicos, son la opción más acertada.

Es necesario deambular por el centro de Bilbao con tiempo, para no perder detalles de maravillas como la iglesia gótica de San Antón, junto a la célebre puerta. Allí también aparece el Mercado de la Ribera, junto a la ría del Nervión y aledaño al casco histórico, cerca del cual existen apartamentos y casas de huéspedes estupendas para sumergirse en la esencia tradicional del centro de Bilbao y alternar con su población local. Nadie debe perderse un paseo por las Siete Calles, donde se encuentra la singular sala de conciertos Bilborock, que funciona dentro de lo que fue la Iglesia de la Merced. Quienes busquen la faceta puramente cultural del centro de Bilbao se hospedarán en hoteles próximos al Museo Guggenheim, que está a pasos del de Bellas Artes y del relax del bonito Parque Doña Casilda. Desde algunos hoteles se aprecian vistas del puente Zubizuri, de Calatrava, o de la plaza Moyúa y del Palacio Chávarri, sede de la subdelegación de gobierno y emblema del centro de Bilbao.