cover

Central Park

Hoteles destacados

Central Park

Mencionar que el tamaño de Central Park, un enorme parque urbano rectangular que es uno de los emblemas de Nueva York, sobrepasa el doble de la extensión del principado de Mónaco, ya vale para hacerse una idea de sus dimensiones. En realidad, mide 4 kilómetros de largo por 800 metros de ancho y alberga cascadas, bosques, senderos, puentes, lagos y diversas atracciones. Fue diseñado en 1857, y su construcción fue oficialmente finalizada en 1873.

Dónde se encuentra Central Park

Como su nombre lo indica, este maravilloso parque ocupa el área central de Nueva York, y pertenece a Manhattan. Se extiende entre Midtown Manhattan y Harlem, y está flanqueado por las avenidas Quinta y Octava, y por las calles 59 y 110. Se puede llegar hasta el parque en taxi, metro o autobús. Las líneas de metro que conducen a este gigante pulmón verde neoyorquino son las 5, 6, 7, A, B, C y D. Las líneas de autobuses válidas para llegar son las M1, M2, M3 M4 y M10.

Un parque simplemente excepcional

Desde Midtown Manhattan, el parque recibe a sus visitantes en Grand Army Plaza, una plaza de estilo europeo construida en honor al ejército de la Unión durante la Guerra Civil. A partir de allí, el parque se despliega en escenarios tan hermosos como The Pond, un lago rodeado de vegetación donde se ha creado una reserva, el edificio de Diary, una antigua lechería, el restaurante Tavern on The Green y el paseo The Mall and Literary Mall. En el corazón del parque luce la fuente Bethesda con su estatua el Ángel de las Aguas, que ha sido telón de fondo de infinidad de películas de cine. El lago más grande, el Jacqueline Kennedy Onassis Reservoir, se construyó en 1862 para abastecer de agua a Nueva York, y hoy regala su frescura durante el verano.

Qué ver en Central Park

La superficie total del parque son 341 hectáreas, donde viven 26000 árboles y tienen su hogar 275 especies de aves. Un punto de visita obligada es el Belvedere Castle, una sorprendente réplica de un castillo gótico donde funcionan un centro de interpretación de la naturaleza y una estación meteorológica. Hay un lugar especial, accesible desde la calle 72, llamado Strawberry Fields. Efectivamente, éste era el lugar donde preferían pasear John Lennon y Yoko Ono, y hoy es ella la que financia su mantenimiento.

Qué hacer en Central Park y los alrededores

Es recomendable pasear por el Conservatory Garden, un jardín de estilo europeo donde se suelen ver parejas de novios haciéndose sus fotografías, y disfrutar de un pícnic en el Great Lawn, donde tienen lugar muchos conciertos durante el verano. El parque alberga al gran zoológico de Nueva York, así que bien merece una visita, principalmente si se viaja con niños. Varios atractivos flanquean el parque. Entre ellos el Museo Judío, el impresionante Museo Americano de Historia Natural, y junto a él el Planetario The Hayden, el Museo de la Ciudad de Nueva York y los teatros del Distrito de los Teatros, en Midtown Manhattan.

Alternativas de alojamiento próximas a Central Park

En los alrededores del gran parque urbano es posible encontrar todo tipo de alojamientos. En la zona de Midtown Manhattan se concentran los hoteles de lujo, de 5 y 4 estrellas, muchos de ellos con spa, centro de fitness, salas de conferencias, gimnasio y todas las comodidades que los visitantes más exigentes y los viajeros de negocios pueden demandar. En la zona de Harlem, por el contrario, existe la opción de reservar alojamiento en hoteles elegantes aunque menos opulentos, y en hostales de estilo americano, de atmósfera retro y agradable. Algunos hostales ofrecen habitaciones con baño compartido, aunque suelen disponer de habitaciones con baño privado. Asimismo, en Harlem es posible alojarse en apartamentos y estudios muy bien equipados y menos costosos que los de Midtown Manhattan.

Datos útiles para organizar la visita

En sus 93 kilómetros de caminos es muy fácil perderse, por lo que es recomendable hacerse con un mapa del parque. Los domingos y los días festivos se organiza mayor cantidad de actividades, espectáculos y conciertos. La entrada al parque es libre, aunque algunos de sus atractivos, como el zoo, sí requieren el pago de una entrada. Conviene tener en cuenta que los fines de semana no está permitido circular por el parque en vehículos a motor, aunque sí se pueden alquilar bicicletas y descubrir sus hermosos rincones pedaleando cómodamente. Explorar el Central Park es una experiencia que hay que vivir. Al menos, una vez.

↑