Centro de Nueva York

​El centro de Nueva York -New York-, una de las ciudades más emblemáticas del mundo, se encuentra en la zona que se despliega en torno a Times Square. Más precisamente, el corazón de la ciudad late en el Midtown de Manhattan, una zona deslumbrante que atrae a millones de viajeros todos los años.

Cosas que ver y hacer en el centro de Nueva York y los alrededores

Además de disfrutar de Times Square, que se convierte en un lugar mágico cada Nochevieja para recibir el nuevo año, el centro de Nueva York ofrece posibilidades ilimitadas. La calle Broadway, una de las arterias más importantes, está flanqueada por los teatros más famosos de la ciudad. En ellos siempre hay musicales fantásticos en cartel. También es un plan espectacular recorrer la exclusiva Quinta Avenida, donde se encuentran la joyería Tiffany's y la catedral de San Patricio, cuya construcción contrasta con los rascacielos de la zona. 

Durante una estancia en el Midtown Manhattan es casi obligatorio visitar el Rockefeller Center, un complejo de edificios que albergan oficinas y boutiques de lujo, además de teatros de la categoría del Radio City Music Hall. Allí se monta el clásico árbol de Navidad gigante. En la planta más alta de uno de los edificios se encuentra el mirador Top of the Rock, desde donde se observan unas vistas panorámicas que llegan hasta el Central Park. Desde allí se logran unas fotos estupendas del Empire State. Visitar el Museo de Arte Moderno MOMA, fotografiarse en las esculturas pop art Love y Hope, reconocer los espacios de la Grand Central Terminal o estación central, impregnarse de la atmósfera cultural de la Biblioteca de New York, conocer el Madison Square Garden y dejarse tentar por las compras en Macy's, donde está el piano gigante, son otras de las infinitas propuestas del centro de la ciudad, siempre vivo y desbordante de atracciones.

La esencia de New York vibra en el Midtown Manhattan

Sumergirse en el corazón de la Gran Manzana es convertirse en parte de la vorágine de gente que viene y va, en medio de un bullicio constante. Las aglomeraciones de visitantes intentando tomar la mejor foto en esta maravillosa ciudad son el pan de cada día. Es que New York seduce, conquista y enamora de por vida, principalmente su punto neurálgico, Times Square. La antigua Plaza Logacre, situada en la intersección de la avenida Broadway y la Séptima Avenida, escenario de infinidad de películas, es realmente emocionante con sus pantallas y luces de neón. Su nombre actual se debe a que allí, más precisamente en el edificio One Times Square, funcionaron las oficinas del famoso periódico New York Times.

Dónde dormir en el centro de Nueva York

Para poder aprovechar al máximo una estancia en la ciudad, la mejor idea es reservar un alojamiento en el centro de Nueva York. De ese modo, resulta mucho más sencillo moverse por sus calles en cuadrícula y descubrir fácilmente sus atracciones. Entre el límite con Central Park, la avenida Lexington, y la Calle Catorce, presta sus servicios una magnífica oferta de hoteles de 2 y 3 estrellas. Algunos de ellos presumen de dimensiones impactantes, e incluso los alojamientos de 2 estrellas pueden disponer de salas de reuniones para empresas, vistas a edificios icónicos como, por ejemplo, el Empire State, y múltiples servicios de alta calidad. 

Asimismo, es posible alojarse en elegantes hoteles de 4 estrellas y lujosos establecimientos de 5 estrellas, algunos de ellos situados sobre la sofisticada Quinta Avenida. Quienes desean ahorrar en alojamiento pueden instalarse en hostales y hoteles de 1 estrella. Se pueden encontrar hostales acogedores y de atmósfera muy neoyorquina en Downtown Manhattan y en Harlem, al norte de Central Park. Desde estos hoteles se puede llegar fácilmente al centro de la ciudad en metro o en los típicos taxis amarillos.