Un museo de OVNIS en Roswell

Era el año 1947 cuando en Roswell, un pequeño pueblo del Estado de Nuevo México (EE UU), vivió (supuestamente) el aterrizaje de un OVNI -Objeto Volador No Identificado-. Años después, en este mismo lugar, fue levantado el International UFO Museum, un museo que, en poco tiempo –además de la fuente de ingresos más importante de la localidad- se convirtió en uno de los centros más importantes del mundo en investigación extraterrestre.

Este museo, al que llegan personas procedentes de todos los rincones del planeta Tierra y que está instalado en un viejo teatro, es algo así como la Zona 0 para los aficionados a la búsqueda de vida en otros planetas. A falta, evidentemente, de un individuo o de un planeta extraterrestre que mostrar, quien llega hasta aquí, lo que encuentra son objetos como la reproducción de un sarcófago maya en el que se puede ver algo que parece un astronauta y su nave espacial.

Los visitantes tienen la oportunidad de examinar muestras tomadas en el lugar de la supuesta caída del platillo volante, un vehículo de la NASA medio quemado, material interactivo, paneles explicativos… Curiosamente una de las estrellas de la muestra es el cuerpo del extraterrestre que actuó en la película Roswell: The UFO Coverup (Roswell: el Encubrimiento OVNI). La criatura aparece tumbada en la camilla de un hospital, dentro de una habitación de cristal.