¿Necesitas ayuda?

365 días/24 horas para incidencias sobre reservas

Gestiona tu reserva

Inicia sesión

¿Has olvidado tu contraseña?

o accede con

Crea tu cuenta

o crea tu cuenta con

  • Acumula dinero

    Con Invita a un amigo y Mi Monedero ahorrarás en tus reservas

  • Ofertas exclusivas

    Recibe las mejores ofertas y promociones en tu email

  • Guarda tus búsquedas

    Vuelve a consultar tus destinos y hoteles favoritos cuando quieras

Consigue descuentos exclusivos

Inicia sesión

Mar de Iroise

En la costa Noroeste de Francia, allá donde se gestaron leyendas como la del rey Arturo y la de los Caballeros de la Tabla Redonda, frente al tramo de costa en el que crecen los legendarios bosques celtas. Aquí, en aguas impetuosas y clima difícil, es donde se halla la Reserva de la biosfera del Mar de Iroise. Además, territorio protegido por la UNESCO, de aquí se extraen, bajo fuertes controles de protección medioambientales, las algas con las que se elaboran las prestigiosas cremas Iroise.

Parte del Océano Atlántico, este pequeño mar céltico tiene fama de ser uno de los más peligrosos de Europa, con olas que pueden llegar a alcanzar grandes dimensiones. Pero también tiene fama de ser uno de los rincones más bellos del litoral, con un gran número de islotes rocosos e islas, que pueden ser aisladas como la Isla de Sein o reagrupadas como las del archipiélago de Molène… con playas de arena fina, acantilados, dunas y esas rías a las que en el norte de Bretaña llaman aber.

Otro de los atractivos que esperan al viajero que se acercan a disfrutar de este tramo de costa del norte de Francia –y del mar que lo baña- es la alta concentración de faros del territorio (no podría ser de otro modo, dados los peligros de la costa que por aquí acechan). Por poner un sólo ejemplo: la isla de Ouessant cuenta, ella sola, con cinco faros: el faro de Kéréon, el faro de Nividic, el faro de la Jument, el faro del Créac\'h y el faro del Stiff.

Hoteles en Bretaña

↑