Les Deux Magots, un café parisino de 1812

Frecuentado por famosos artísticas de todo estilo, disciplina y época –desde 1873, fecha de fundación del local a partir de un comercio de ultramarinos, fundado originalmente en otro punto de París y trasladado hasta aquí-, por las mesas de este café han pasado Elsa Triolet, André Gide, Jean Giraudoux, Picasso, Fernand Léger, Prévert, Hemingway, Sartre, Simone de Beauvoir y un largo etcétera.  Además, era punto habitual de paso para surrealistas y existencialistas en su recorrido por los alrededores de la plaza de St-Germain-des-Prés, lugar en el que se encuentra el local.

Café con una gran historia cultural –el establecimiento convoca, cada año, un premio literario- desayunar aquí es un gran placer. Si uno viaja hasta París debería regalarse, a si mismo, sentarse en su terraza a eso de las ocho de la mañana. Una vez pedido al camarero un café con unas pastas o una baguette de manteca, habrá que tomarse un tiempo para dejar deslizar la mirada por la hermosa plaza, con la Iglesia de Saint Germain des Pres, la más antigua de París, allí mismo.

Ah… el nombre de Les Deux Magots alude a sus magots, las dos estatuas de madera que pueden verse en el interior del café -en realidad, dos sabios chinos-.