El Andy Whaloo, un bar de Paris con encanto

Bar especializado en la preparación de deliciosos cócteles (entre ellos uno delicioso bautizado con el mismo nombre que tiene el bar –también se deberían probar una suerte de tapas mediterráneas llamadas Kemias-) el local ha sabido combinar las más variadas tendencias musicales que corren con el mundo con una decoración que, nada convencional, traslada, en cada rincón, a un genuino ambiente oriental. En otras palabras, bien podría decirse que el diseño del establecimiento es una suerte de alianza entre magia y orientalismo. Aquí uno no podrá por menos que sorprenderse, a si mismo, viéndose sentado sobre botes de pintura en lugar de los clásicos asientos de los que disponen todos los bares. Eso si, no hay que preocuparse: si te es incómodo estar sentado en un bote de pintura siempre tendrás una banqueta de bar… de las de toda la vida.

El Andy Whaloo es un local creado para el disfrute… después de un largo día de arte, compras y cultura por las calles de París.