La tumba de Oscar Wilde, en París

Oscar Wilde, el autor de títulos como el retrato de Dorian Gray, se encuentra enterrado en el parisino cementerio de Père Lachaise; el cementerio más grande y conocido de París que se encuentra situado en el distrito XX de la capital francesa.Hasta ahora, la tumba era fácilmente reconocible, pues siempre estaba estampada de besos carmín (pesé a la multa de 10.000 euros que cualquier besucón podía llevarse para casa). Sin embargo, y dado el poco respeto a la ley que parecían tener sus admiradores, ya no es posible besar la tumba. La piedra ha quedado protegida entre cristales. Se ve que, igual que Wilde pensaba que un beso puede arruinar una vida, las autoridades han debido pensar que muchos pueden arruinar la piedra.

Pero bueno, pese a prohibiciones, llegarse hasta el último descanso del genial escritor, sepultado bajo tumba de piedra clara, coronada por una estatua realizada por el escultor estadounidense Jacob Epstein, es delicioso paseo entre árboles de rectilíneos y largos troncos. Uno de ellos, el más cercano a la tumba, ya ha empezado a acumular besos de carmín en su tronco. Una curiosidad: los testículos que adornan la sepultura sirvieron de pisapapeles, durante muchos años, al director del cementerio después de ser amputados por dos fans.. mujeres.