El Café des 2 Moulins y Amelie

Local coqueto ubicado en pleno barrio de Monmartre, el Café des 2 Moulins (en castellano, Café de los dos Molinos) se ha acabado por convertir en algo así como un lugar de culto para los fans de la película Amelie, legión formada por unos cuantos miles de miles de personas en todo el mundo. Se sea o no se sea seguidor, más o menos acérrimo, de la película del director Jean-Pierre Jeunet Amélie, si se está por el barrio, y se tiene apetencia de una hamburguesa con huevo frito, el café es una… excelente opción.

Cerca de otra ubicación de la película (en este caso el supermercado del señor Collignon, en la rue des Trois Frère), el Café des 2 Moulins fue el escenario en la que la protagonista del film trabajaba de camarera.

Abierto desde principios del siglo XX, aunque su actual nombre data de los años 60 del pasado siglo y alude a la cercanía de los también célebres cafés Moulin Rouge y al Moulin de la Galette, aquí se puede comer y cenar al mismo precio que en cualquier otro bistro de los alrededores y a partir de las 8 de la tarde… ¡happy hour!

Si uno decide pasarse por allí, mejor sería no olvidarse de saborear un cóctel Crazy Amélie. Está riquísimo!. Además, con bastante regularidad, se organizan conciertos de música en directo (principalmente, jazz). Vamos, que se sea o no sea fan de la peli, merece la pena pasarse por el Café des 2 Moulins.