Nantes

La ciudad de Nantes se encuentra en el oeste de Francia, siendo capital del departamento del Loira Atlántico. Esta población es atravesada por varios ríos, siendo el más importante el río Loira. Durante la época romana fue capital del pueblo de Namnetes. La ciudad fue ocupada por diversos pueblos, desde los vikingos al Imperio Carolingio. Fue un lugar importante de refugio para los españoles durante la Guerra Civil y contó con un gran desarrollo industrial durante el siglo XIX. En la actualidad es una ciudad turística, que ofrece monumentos y lugares de interés. También ha cobrado gran importancia la industria de la madera.

En la ciudad de Nantes hay mucho por ver, con edificios religioso como la Catedral de Saint-Pierre y Saint-Paul de estilo gótico flamígero. El Castillo de los Duques de Bretaña forma parte de la ruta de los castillos del valle del Loira, siendo el último al borde del río Loira. En la actualidad alberga el Museo de la Historia de la ciudad. Las Máquinas de la Isla y el Carrusel de los Mundos Marinos son esculturas que se pueden visitar, inspiradas en el mundo de Julio Verne. Otros lugares de visita son la Ópera Graslin y el Memorial de la Abolición de la Esclavitud.

En esta localidad francesa se puede disfrutar de las compras en el Pasaje Pommeraye, unas bellas galerías del siglo XIX que se conserva en un estupendo estado. Otra de las zonas para hacer compras es la Rue Crébillon y el mercado Marché de Talensac. Esta es además una ciudad verde que cuenta con muchos ríos. En el río Erdre o en el Loira se puede disfrutar de paseos en barco. En la Isla de Nantes se puede pasear por las zonas verdes y también es imprescindible la visita al Jardín Botánico.

El alojamiento en Nantes se encuentra concentrado en la zona centro, aunque también es posible encontrar hoteles o apartamentos en las afueras de la ciudad. El hotel en Nantes es céntrico y ofrece categorías de hasta cuatro estrellas. Alojarse en un hostal o en un bed and breakfast suele suponer un gran ahorro. Por otro lado, hay amplios apartamentos en zonas céntricas para disfrutar de estancias más largas o de mayor privacidad. La gran mayoría de los alojamientos ofrecen servicios tales como el desayuno incluido y conexión Wifi.

El aeropuerto de Nantes se encuentra a 12 kilómetros del centro. Desde este aeropuerto se puede coger un autobús para llegar al centro. Ya en la ciudad hay varias formas de moverse. La red de autobuses TAN opera en toda la urbe y ofrece billetes más económicos para todo el día. Además, esta localidad cuenta con una gran red de tranvías, otro de sus medios de transporte. Desde el aeropuerto también se puede llegar en taxi o bien alquilando un coche. Otra forma de llegar a esta ciudad desde importantes ciudades como París o Lyon es en tren, a su estación central. Hay varias líneas, como la Eurostar, la de Alta Velocidad que conecta Francia con España o la TGV entre Francia e Italia.

En el apartado gastronómico, esta ciudad ofrece ricos platos franceses. Los desayunos cuentan con deliciosos dulces como el pain au chocolat o los croissants. Algunos de sus platos estrella son las 'moules frites', que son mejillones con patatas fritas. La 'Raclette' es típica en la localidad, parecida a la conocida fondue pero con una forma diferente de fundir el queso. Otro delicioso plato que hay que saborear a cualquier hora son las 'crepes', que pueden ser dulces o saladas dependiendo del acompañamiento que lleven.