Isla Reunión

Isla Reunión es un enclave fascinante situado a 550 km al este de Madagascar, en el océano Índico. Curiosamente, en otra época los piratas nunca querían abordarla porque la consideraban muy poco accesible. Actualmente es un destino turístico desenfadado, precioso y volcánico, lleno de vida, cuya selva es uno de los lugares más húmedos de la tierra.

Cuenta con bellas playas aunque, a menudo, peligrosas para el baño. Saint Denis es la capital, un verdadero mosaico multicultural en donde conviven budistas, tamules y cristianos en excelente armonía. Tierra de esclavos y piratas que, finalmente, fue colonizada por los franceses, ofrece un paisaje natural excepcional e incomparable.

Qué ver en Isla Reunión

Le Piton de la Fournaise es uno de los volcanes más activos de la Tierra. Ofrece una panorámica excepcional entre valles encantadores, calderas y pueblos increíbles que se han desarrollado al amparo de este gigante natural tan imponente. Las plantaciones de caña, azúcar y vainilla son dignas de ver, y de oler, porque esta isla desprende toda clase de lindezas aromáticas que elevan los sentidos.

Saint Denis, la capital del archipiélago, disfruta de un casco histórico espléndido, muy animado, así como de edificios coloniales impresionantes, mansiones criollas y el famoso Jardin de l'État, que combina un jardín botánico y un museo de ciencias. El templo hindú Maha Kali es, asimismo, espectacular.

Otras visitas imprescindibles son Circo de Salazie, donde se encuentra la impresionante cascada Grand Mare, las pequeñas cascadas conocidas como el Velo de la novia y, posiblemente, el pueblo más bonito de la isla: Hell-Bourg.

Qué hacer en Isla Reunión

Los viajeros no deberían dejar de recorrer en helicóptero esta isla. La belleza paisajística adquiere su máxima expresión a vista de pájaro, proporcionando la oportunidad de tomar fotos excepcionales y de vivir una experiencia indescriptible. Los más atrevidos sustituyen el helicóptero por el parapente y, aunque no es necesario tener experiencia previa, sí se requiere un plus de valor y buen ánimo para decidirse.

Dado que muchas playas son peligrosas para el baño, por las corrientes y por la presencia de tiburones, lo más recomendable es sumergirse en las aguas cristalinas de sus cascadas. La ya mencionada Velo de la Novia y Niágara son buenos enclaves en los que refrescarse.

Dónde dormir

La oferta hotelera de esta isla es muy amplia, variada y diversa. No resulta complicado encontrar un hostal o un hotel que se adapte a las expectativas de los viajeros. Además del habitual alojamiento en B&B, complejos resort y hoteles de alto standing, también existe la posibilidad de decantarse por villas espectaculares, cabañas próximas a la playa, apartamentos y habitaciones de alquiler de estilo autóctono.

Transporte

Volar es la principal alternativa para desplazarse hasta Reunión. Existen vuelos directos desde París, así como otros muchos que hacen escala en isla Mauricio, lo que alarga el viaje algunas horas. Una vez en la isla, las carreteras y el estilo de conducción son bastante "occidentales", motivo por el cual alquilar un coche resulta una alternativa fiable, segura y muy recomendable. También el transporte público es una posibilidad interesante, pues existen líneas de autobús que permiten llegar a los principales destinos turísticos, excepción hecha de Circo de Matafe y Piton Fournaise.

Otros datos de interés

El pasado colonial francés no solo se aprecia en el estilo europeo de la construcción y la organización cotidiana. Más allá de los aromas naturales que emana toda la isla, los perfumes constituyen un souvenir imprescindible para los turistas. Las posibilidades son ilimitadas... y bellísimas.

En las zonas más húmedas, la presencia de mosquitos es bastante habitual, motivo por el cual es necesario viajar preparado con lociones y repelentes suficientes, así como cubrir los brazos y las piernas con mangas y perneras largas.