cover

Francia para el viajero científico

Traspasando la frontera y llegando a nuestro país vecino, Francia, podremos darnos cuenta del papel tan importante que la ciencia ha tenido y tiene en la historia de este país.  Así, aquí y allá, ciudades y regiones muestran su saber hacer divulgativo en áreas como la ciencia, la tecnología, las infraestructuras sostenibles. ¿Algunos ejemplos? Pues bien, se puede empezar por el parque eólico de Ally (Auvergne), situado a mil metros y que organiza visitas guiadas para conocer las instalaciones aquí levantadas; la central solar gigante de d'Odeillo à Font-Romeu (Languedoc Roussillon), construida en 1970 y hoy abierta a visitas guiadas para conocer el potencial de la energía solar y sus aplicaciones; la antigua central nuclear de Marcoule (Languedoc-Roussillon), hoy reconvertida en Museo del Átomo; Le Musée Electropolis à Mulhouse (Alsacia), el lugar perfecto para conocer, de un modo divertido, los secretos de la energía eléctrica… Mejor acercarse por estos lugares –y otros similares que a buen seguro gustarán al viajero científico-.

Se vaya donde se vaya por Francia, no se tardará en encontrar una propuesta de turismo científico. No en vano, hay doscientas cincuenta instalaciones consideradas como tales al otro lado de Los Pirineos.

↑