Mykonos

Mykonos es una de los destinos griegos más demandados, por eso no es extraño que cada año esta isla del Egeo reciba a miles de viajeros que, seducidos por su imagen mediterránea, quieran pasar en ella unos días para disfrutar del sol, de su historia, de su ambiente nocturno y del mar Mediterráneo. 

Un gran atractivo de Mykonos son sus playas, en las que hay movimiento tanto de día como de noche. Por el día, los bañadores y la crema solar marcan el ritmo, mientras que cuando el sol desaparece (no hay que perderse sus atardeceres), los tacones y las bebidas  toman el protagonismo. Hay que saber que Mykonos es un destino en el que la fiesta está asegurada, ya que cuenta con un gran número de locales de ocio, restaurantes, bares y discotecas abiertos hasta altas horas. No es raro encontrar grupos de jóvenes que viajan hasta aquí para divertirse, ya que la oferta es amplia y no faltan las fiestas temáticas durante todo el día.

Hay que recorrer la isla para ver gran parte de las más de 400 iglesias que contiene, visitar el Museo Arqueológico y el Monasterio de la Panagia Turliani, en Ano Mera. Asimismo se puede hacer una interesante excursión a la cercana isla de Delos, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por la importancia de sus yacimientos arqueológicos.