Centro de ​Budapest

​Budapest es la capital y la ciudad más importante de Hungría en términos económicos y turísticos. Con una población de 1,75 millones de personas, posee uno de los centros históricos más bonitos de toda Europa. De hecho, se ha convertido en uno de los destinos predilectos para los viajeros del Viejo Continente, los cuales disfrutan también de la posibilidad de viajar hasta allí en avión desde multitud de destinos. Formada tras la unificación en 1873 de las ciudades de Buda, Óbuda y Pest, es un destino imprescindible.

Qué ver en el centro de Budapest

Dentro del centro histórico de la capital de Hungría no faltan los monumentos para visitar. Sin duda, el edificio más famoso es el Parlamento, que se sitúa a orillas del río Danubio y que es un auténtico espectáculo arquitectónico. Sin embargo, cuando hay actividad parlamentaria, no se puede visitar. Mención especial merecen también el Puente de las Cadenas y el Castillo de Buda, los cuales han sido testigos del grueso de la historia de la ciudad durante los últimos siglos. El Bastión de los Pescadores y la Iglesia de Matías son otros enclaves de obligada visita para el turista.

Qué hacer en el centro de Budapest

Esta capital cuenta con la distinción, desde 1934, de 'Ciudad de Balnearios'. Esto se debe a que se trata de la ciudad con mayor cantidad de pozos de aguas medicinales y termales de todo el mundo. Estas poseen temperaturas que oscilan entre los 21 ºC y los 78 ºC y se sabe que tienen múltiples propiedades medicinales para el organismo. Además, dentro de su territorio es posible encontrar una gran variedad de baños termales públicos. El más famoso de todos es el de Széchenyi, que también es el más grande de Europa. Los balnearios Gellért, Király, Rudas, Lukács y Rác están disponibles para quienes lo deseen.

Dónde dormir en el centro de Budapest

Dentro del centro histórico de Budapest hay disponible una amplia oferta de alojamiento. Esta se concentra, principalmente, en los barrios de Ady Endre, Királymajori, Vízmü y Árpád. En cualquiera de ellos es posible encontrar un hotel provisto de todo tipo de comodidades y lujos en los que disfrutar de una habitación climatizada, amplia y con cuarto de baño propio. Sin embargo, hay hoteles más económicos. Los viajeros también pueden optar por hospedarse dentro de un hostal, ya sea en una habitación compartida o privada si lo desean. Finalmente, dentro del centro de la capital de Hungría es posible también alquilar un apartamento vacacional que proporcione la privacidad que se quiere obtener al viajar en familia o con amigos.

Transporte

La forma más rápida y cómoda de llegar a esta ciudad es en avión. De hecho, Budapest cuenta con un gran aeropuerto que opera vuelos a nivel internacional con el resto de Europa y con países asiáticos. Una vez allí, existen varias opciones para llegar al centro. La primera de ellas pasa por subir al autobús 100E, que va directo al centro histórico. También es posible optar por el 200E, aunque en ese caso habrá que combinarlo con el metro para llegar. Su ventaja es que, al final, sale más barato. Además, hay taxis, oficinas de alquiler de coches y servicios de traslados disponibles dentro de sus instalaciones. Una vez en el casco histórico de la ciudad, lo más recomendable es usar el metro para ir de un sitio a otro.

Otros datos de interés

Aunque Budapest sea una ciudad interior, dentro de las aguas del río Danubio que pasan por su territorio es posible encontrar un total de 7 islas. La más grande de ellas es Isla Margatita, que posee un diámetro de 2,5 km. Es posible llegar a todas ellas en barco y son realmente interesantes.