Gili Trawangan

Las islas Gili, conformadas por Gili Trawangan, Gili Meno y Gili Air, son un destino por descubrir en Indonesia. A unas dos horas aproximadamente en barco desde Bali son un paraje natural que nos permitirá disfrutar del verde y del azul a partes iguales. Sus alojamientos en bungalows y hoteles de gran calidad, unido a sus playas, hacen de las islas Gili un destino de primera.

Para llegar a las islas Gili, hay que viajar hasta Indonesia y desde allí la opción es coger un barco en Bali o en la cercana isla de Lombok. En Bali, hay que dirigirse a la parte sur, desde donde parten las embarcaciones hasta Padang Bay. Allí hay que cambiar de barco para coger el que lleve hasta la isla que queremos ir. También hay hoteles que incorporan este servicio de transporte hasta sus instalaciones. Así que informaros de qué servicios tiene vuestro hotel en las isla Gili, por si cuenta con transporte incluido en el precio.

Dentro de las tres islas es la de Gili Trawangan la más preparada para acoger a los viajeros. Dispone de diferentes tipos de alojamiento en primera línea de playa en los que los servicios de primera están a la orden del día. También es la isla con más ambiente tanto de día como de noche, así que si se busca tranquilidad, quizá es mejor pensar en alguna de las otras dos. No obstante, es cómoda y está llena restaurantes, tiendas y terrazas. Es una isla no muy grande que se puede recorrer a pie, de hecho os animamos a hacerlo para descubrir sus rincones y playas paradisíacas, aunque si hace mucho calor, también podéis optar por coger una bicicleta. Para ir de isla a isla hay barcos a muy buen precio, así que si pasáis varios días en la zona, acercaros hasta las tres islas para descubrir todos los encantos del archipiélago.

Muchos de los que viajan hasta este punto del planeta lo hacen para practicar snorkel o submarinismo. El snorkel es apto para todos los públicos y gracias a la riqueza del fondo marino de estas islas se convertirá en una hermosa experiencia. Además, una curiosidad, es que el agua está caliente, así que la inmersión es muy agradable. Hay empresas que organizan excursiones para hacer snorkel por los lugares más bonitos de corales y bancos de peces. Es muy fácil ver tortugas enormes sumergidas, una vivencia que no se olvida. También se puede alquilar el material y hacer snorkel por vuestra cuenta, eso sí, hay que saber que los corales pinchan, así que llevad el pie bien protegido para evitar heridas que os fastidien las vacaciones.

Paseando por su costa, pronto os daréis cuenta de que hay un montón de columpios en la orilla y es que esta moda se ha extendido en las tres islas Gili. Columpiaros con el agua a vuestros pies para relajaros y sentiros niños otra vez. También para relajaros, sentaros en alguna de las terrazas que pueblan las playas y disfrutad de una bebida refrescante mirando el azul del mar.