​Olbia

En plena Costa Esmeralda, en una de las zonas más históricas y bellas de toda Cerdeña, se esconde la localidad de Olbia, un regalo para aquellos viajeros que están buscando un destino en el que poder combinar actividades al aire libre y visitas monumentales de la forma más sencilla. La ciudad, que actualmente se ha convertido en un destino de sol y playa de primer nivel, lleva habitada desde hace muchos siglos, por lo que sus calles están cargadas de historia. El visitante lo notará rápidamente, y es que los monumentos y las calles más tradiciones son espacios que cautivan por su encanto y sencillez.

Qué ver en Olbia

El centro de la ciudad es el lugar ideal para realizar un recorrido que tenga en cuenta todos los monumentos que dan forma a esta localidad. Lo primero que hay que hacer es caminar sin rumbo fijo, ya que el colorido de las casas y el trazado irregular de las antiguas calles son suficientes para que los visitantes puedan sentirse tan tranquilos como cómodos. Ahora bien, la ciudad dispone también de edificios a los que hay que ir sí o sí. Los del ayuntamiento y la biblioteca, ambos del siglo XIX, son un buen ejemplo de ello. Acercarse a tomar algo a la plaza de Reina Margarita o a la de Giacomo Matteotti es otro de los planes a los que no hay que renunciar por la belleza de estos dos espacios y por lo concurridos que están en todo momento. En definitiva, Olbia ofrece la oportunidad de disfrutar de un legado cultural realmente imponente.

Qué hacer en Olbia

Un buen plan para descubrir el pasado más esplendoroso de la ciudad es recorrer los lugares en los que se conservan los restos cartagineses de la antigua ciudad. Para ello lo mejor es acercarse a la Via Acquedotto donde se encuentran los restos de la primera muralla de la ciudad y posteriormente caminar por Via Nanni, lugar en el que se pueden encontrar restos de antiguas viviendas de los cartagineses. Una visita al Museo Arqueológico Nacional es sin duda un plan al que no hay que renunciar, ya que en él se conservan muchas piezas de indudable valor. Por último, todo el litoral de esta zona de la Costa Esmeralda es excepcional, por lo que merece la pena disfrutarlo para sacar todo el partido a la estancia.

Dónde dormir

Al tratarse de una ciudad enfocada al turismo, la oferta de alojamiento es realmente rica y variada en Olbia. Destacan de forma importante los establecimientos situados frente al mar, y es que aquí es posible encontrar un hotel de alto nivel. El centro cuenta con ese hostal familiar a precio económico que da la oportunidad a todos los viajeros de encontrar el mejor alojamiento.

Transporte

La conexión por carretera, ya sea en vehículo privado o disfrutando de la comodidad de un autobús, es lo más cómodo en esta zona. Vías como la SS 672 que conduce a Alguer o la SS 125 que llevan desde Olbia a otras localidades costeras en dirección sur permiten descubrir Cerdeña de la forma más cómoda.

Otros datos de interés

Buscar la gastronomía típica de la ciudad es algo que el viajero debería hacer aquí, ya que es de lo más rica y variada. Los quesos de cabra y embutidos servidos a modo de entrantes dan paso a platos de pasta tan reconocidos como los malloreddus, un auténtico privilegio para cualquier paladar. La repostería de la zona también es de alto valor. Por ejemplo, se puede disfrutar de delicias como los amaretti o el pan’e saba para comprobarlo.