Navigli, el barrio más pintoresco

Venecia no es la única ciudad con canales de Italia. En Milán, en el norte del país de la bota –y no demasiado lejos de Venecia- el barrio de Navigli (navegable en italiano) también es espacio urbano atravesado de canales. En realidad el Milán “inundado” fue mucho más extenso, pero en 1930 el régimen de Mussolini decidió desecar la mayoría de los canales, por lo que hoy sólo quedan dos: el Naviglio Grande y el Naviglio Pavese.

Llenos con las aguas del río Ticino, sin duda alguna, este es uno de los territorios milaneses más deliciosos que uno puede encontrar en su viaje a Milán. Recuerdo de lo que se llamó Porto di Mare Milano (Milán del Puerto de Mar), una desaparecida estampa de casas populares de piedras cubiertas de balcones y escaleras, chirriantes puentes de madera y orillas invadidas por mercadillos y lavanderas, sin duda que esta visita merece la pena.

Lo aconsejable, para conocer esta zona, es pedalear o caminar, pongamos por caso, la dársena del Naviglio Grande o Pavese. En su paseo el viajero descubrirá casas antiguas de ribera, pintores, mercadillos, callecitas sinuosas, casas de floridos balcones y, como no, la hermosa Calle de las Lavanderías.

Explorar de día esta zona de Milán es encontrarse muchas tiendas de segunda mano, boutiques, y tiendas de souvenirs que venden antigüedades, postales y grabados antiguos. O sea que es ideal para hacer las compras que acompañan a todo viaje. Luego, cuando llega la noche, la zona se convierte en territorio para el ocio, con restaurantes, terrazas y bares de copas.