Catania

La ciudad de Catania se encuentra en la costa este de la isla de Sicilia, siendo la segunda ciudad más grande de la isla. Es una población muy antigua, cuyo origen data del siglo VIII a.C. No obstante, ha sido destruida en numerosas ocasiones por erupciones del volcán Etna y por terremotos, siendo la última catástrofe en 1693. Catania se encuentra entre las ciudades de Mesina y Siracusa y albergó la primera universidad de Sicilia. Es atravesada por un río subterráneo, el Amenano, y cuenta con playas rocosas en el norte y de arena en la zona sur. La ciudad forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2002.

En esta ciudad italiana no hay que dejar de visitar la Piazza del Duomo, su plaza principal en el centro, en donde además se encuentra la Catedral de Santa Ágata y el Palacio de los Elefantes. En la plaza Stesicoro se encuentran las ruinas del anfiteatro romano. En la ciudad también hay que ver el antiguo Monasterio Benedictino, que fue el más grande de toda Europa y que en la actualidad alberga una facultad. Uno de sus lugares más pintorescos es el Mercado del Pescado, la 'Pescheria', un lugar en donde disfrutar de productos típicos.

Catania es famosa además por sus playas, ya que muchas son las más visitadas de Sicilia. La playa Foce del Simeto se encuentra dentro de una reserva natural. Otro arenal conocido como La Playa ofrece estupendas vistas al Etna. No hay que perderse tampoco la famosa Península de la Madalena, con preciosas aguas cristalinas. El Monte Etna es otra de las visitas imprescindibles para los visitantes y en la ciudad hay agencias que organizan paseos guiados hasta el cráter. Si se desean realizar compras, la via Etnea es el lugar ideal, con todo tipo de locales, desde los más lujosos a otros con productos variados.

La oferta de alojamiento en Catania está concentrada en la ciudad. Es posible alojarse en acogedores hoteles y hay categorías que llegan a las cinco estrellas. Un hotel moderno o de lujo es una buena opción de alojamiento, aunque también hay posibilidades más económicas, como el hostal. En esta localidad es posible encontrar también otro tipo de alojamiento, desde villas a apartamentos para familias e incluso habitaciones en alquiler. Los Bed&Breakfast pueden ser otra buena opción si se busca alojamiento sencillo a buen precio.

El aeropuerto más cercano a la ciudad es el de Catania-Fontanarossa, situado a solo seis kilómetros. El tren es otro de los transportes más utilizados para llegar a esta ciudad, ya que se puede ir desde ciudades cercanas como Palermo. Hay líneas de autobuses para moverse por todo Sicilia y también es posible coger un taxi. Para moverse con mayor libertad es una gran idea la de alquilar un coche u otro vehículo, como motocicletas o furgonetas. El tráfico en el centro de la ciudad es un poco complicado, por lo que en ella se recomienda el transporte público.

Como lugar de costa, la ciudad de Catania ofrece una gastronomía cuyos platos estrella se inspiran en los productos del mar. Los sparanaci son sabrosos salmonetes fritos y hay otros platos típicos como los mejillones con limón o las anchoas conservadas en contenedores de terracota. Los arancini son conocidos en toda Sicilia y son bolas de arroz rellenas en el interior. En cuanto a los postres, los cannoli son los más buscados. Estos tubos creados con masa se rellenan con requesón y otros deliciosos ingredientes. Durante el verano hay que probar los ricos y populares helados artesanos que se pueden encontrar en todas las ciudades sicilianas.