San Gimignano

El norte de Italia es un espacio en el que la Edad Media aún sigue viva en muchos rincones. Pequeños pueblos colgados de las montañas con torres que parecen desafiar la lógica o ciudades que son más una obra de arte que un lugar en el que residir dan buena prueba de ello. Pues bien, en mitad de todo se encuentra el pueblo de San Gimignano, un espacio fortificado que es de los mejores conservados de la zona y que puede hacer disfrutar por igual al amante de la historia y al de la naturaleza, así que su visita es más que aconsejable.

Qué ver en San Gimignano

San Gimignano es hoy una tranquila localidad, aunque hace unos siglos era uno de los grandes centros medievales del norte de Italia y un lugar de paso para todos los peregrinos que se dirigían hacia Roma. Las familias que habitaban la zona tenían la costumbre de mostrar su rivalidad erigiendo torres que se conservan en muchos casos, por lo que lo primero que hay que hacer en el pueblo es caminar por su casco histórico para descubrir estos torreones cargados de historia. Tampoco está de más incluir en el recorrido las principales iglesias de la zona, iglesias entre las que destaca la Colegiata y la de San Agustín. Esta última cuenta con una extensa colección de pinturas de autores italianos del Renacimiento, por lo que su visita es casi obligada por el encanto de estas obras de arte.

Qué hacer en San Gimignano

San Gimignano cuenta también con un gran patrimonio museístico que hay que explorar siempre que se tenga la ocasión. Uno de los espacios más destacados es el conocido como SanGimignano300, un museo dedicado a la historia de la ciudad que cuenta con una recreación en cerámica de la propia ciudad representando su estado en torno al año 1300. Otro de los planes que hay que incluir siempre que se tenga la oportunidad es el de la visita a Florencia. La imponente ciudad del renacimiento italiano está a poca distancia de San Gimignano y ofrece una experiencia turística de alto nivel, por lo que hay que incluirla sí o sí en cualquier recorrido por la zona siempre que se tenga la oportunidad.

Dónde dormir en San Gimignano

No hay que olvidar que hoy la zona de San Gimignano vive en gran medida del turismo, por lo que existen una amplia oferta de alojamiento que cualquier viajero sabrá aprovechar para encontrar la opción perfecta en cada caso. Es más, la ciudad ofrece la oportunidad de disfrutar de una habitación de hotel en un establecimiento de alto nivel o, por el contrario, un alojamiento en un hostal que resulte más económico, pero que en el que no se perderá tampoco nada de confort.

Transporte

Lo cierto es que lo más normal para llegar a esta ciudad es hacerlo desde la vecina Florencia. La distancia entre ambas ciudades del norte de Italia es de 60 km aproximadamente, por lo que el tiempo de viaje por carretera es de 1 hora y 10 minutos siempre que se viaje por la carretera Raccordo Autostradale Firenze-Siena. Si se prefiere el transporte público, hay autobuses que completan el viaje en poco más de 2 horas.

Otros datos de interés

La de San Gimignano es la típica cocina de la Toscana, por lo que comparte muchos rasgos con sus ciudades vecinas, lo que no quita para que resulte muy interesante. Ingredientes como el aceite de oliva, la trufa natural o la pasta se combinan de forma excepcional, todo sin dejar de lado quesos como el pecorino o las carnes elaboradas alla fiorentina. En definitiva, la experiencia gastronómica durante la visita a esta localidad pude ser inolvidable sin la menor duda.