cover

Venecia, la histórica ciudad italiana que parece flotar sobre las aguas, cuyo casco histórico luce cruzado de islas y canales, tiene todo lo que uno puede pedir para una escapada romántica… sea en pareja heterosexual u homosexual. Tradicional y atractivo destino, durante siglos para artistas de toda procedencia y condición, entre ellos hubo muchos homosexuales y lesbianas que encontraron aquí un sinfín de atractivos… que, en no pocos casos, les llevaron a quedarse a vivir en Venecia.

La ciudad flotante es un destino ideal para visitarlo en tres días –mejor aún, si es fuera de la loca temporada alta turística-. Toda una experiencia que, como dijo el escritor homosexual Truman Capote, es como comerse una caja entera de bombones de licor… en un solo bombón.

No hay más que fijarse un poco para darse cuenta de las muchas parejas LGBT que pasean su amor por el centro de la ciudad… y, sobretodo, por la zona más gay de la ciudad. Aquí estaríamos hablando de la playa de Alberoni en el Lido, el sitio principal de reunión homosexual… sin desmerecer Il Muro en la Dársena de San Marcos, en la plaza del mismo nombre.

↑