Pie de la Cuesta

Situada a orillas de la laguna de Coyuca, la localidad de Pie de la Cuesta se extiende por varios kilómetros de la costa de Acapulco, estado mexicano de Guerrero. Esta zona está habitada desde el año 1200 a.C., aproximadamente, tal y como lo señalan las pinturas rupestres encontradas allí. Es célebre por sus maravillosas puestas de sol, la belleza de la costa, sus escenarios naturales y su gastronomía, aspectos que se unen para hacer de este lugar un destino de vacaciones excepcional.

Qué ver en Pie de la Cuesta

Esta región destaca por ser un área con ecosistema tropical de lagunas. Entre los principales atractivos turísticos se descubren sus playas, formadas por una franja de arena interminable bañada por el océano Pacífico, desde la cual se pueden contemplar unas idílicas puestas de sol.  Al pasear por sus entornos se descubren restaurantes, iglesias y lugares con historia como, por ejemplo, los dos barcos encallados, uno de ellos visible casi por completo. La belleza de la playa es tal que fue la elegida por Gabriel García Márquez para inspirarse y escribir su obra "Cien años de soledad".

Qué hacer en Pie de la Cuesta

Además de disfrutar de las playas y de sus propuestas de deportes náuticos, como esquí acuático, surf, windsurf y motos de agua, también es posible realizar paseos en lancha y caminatas para admirar la exótica naturaleza de la región. La laguna de Coyuca está rodeada por una exuberante vegetación tropical, e invita a llegar en lancha para visitar los manglares y las islas, principalmente a La Pelona y La Montosa. Allí es casi obligatorio saborear el mezcal, un licor parecido al aguardiente, probar los pescados a la parrilla, observar cocodrilos y escuchar las historias locales contadas por los lugareños. Hay también otras islas protegidas, consideradas santuarios de aves por la gran cantidad y diversidad de ellas que las habitan, y que se pueden ver desde las lanchas que organizan las excursiones por la laguna.

Alternativas de alojamiento en Pie de la Cuesta

En este estupendo destino costero funcionan opciones de hotel para todos los presupuestos. Existen desde variados tipos de hostal muy sencillos hasta resorts de lujo que pueden disponer de piscina, centro de bienestar, zona chill out en la playa, restaurante y muchos otros elementos que caracterizan al confort contemporáneo. Las hamacas, tradicionales para descansar, se pueden encontrar tanto en un hotel como en un hostal de ambiente familiar, establecimientos que suelen ofrecer espacios para disfrutar de la lectura y compartir juegos de mesa. Destaca la oferta de establecimientos a pie de playa, algunos de la categoría de un hotel ecológico. Varios de los hoteles están situados en la zona residencial de la Fuerza Aérea Mexicana, a pasos de la playa y muy cerca de la laguna de Coyuca. Hay otra opción de alojamiento más independiente, ya que es posible alojarse en algún apartamento, sea perteneciente a un condominio como individual. Están dotados de todas las comodidades necesarias para disfrutar de unas vacaciones de playa. En general, todos los alojamientos disponen de conexión Wifi.

Como llegar a Pie de la Cuesta y moverse por la región

Muchos viajeros llegan a este paradisíaco lugar de Guerrero a través del aeropuerto Internacional de Acapulco, situado a 35 kilómetros. Quienes recogen un coche en la terminal aérea pueden acercarse a su destino en 1 hora, aproximadamente. Otra opción es moverse en taxi. Dentro de la localidad y por la costa de la laguna de Coyuca circulan unos pequeños microbuses abiertos, utilizados principalmente por los lugareños.

Otros datos útiles para organizar el viaje

Este destino es ideal para viajeros que buscan un destino de atmósfera relajada, para pasar unos días de playa, descanso y diversión. La gastronomía, rica en frutos del mar, brinda platos como el caldo de cuatete, una variedad de pescado, que se puede saborear en muchas enramadas o chiringuitos que se suceden a lo largo de la costa. Otras especialidades gastronómicas del lugar son la crema de camarón al coco, los camarones Baxar con queso manchego, tocino y crema de chipotle, y el filete al epazote. Es necesario llevar pesos mexicanos en efectivo para comer en las enramadas, principalmente. El clima de la región es subtropical casi todo el año, y las temperaturas fluctúan entre los 24 °C y los 33 ° C. Quien viaja con niños puede encontrar un estupendo centro de diversión familiar en el parque acuático Agua Salvaje, situado en la Barra de Coyuca, en la zona de la Fuerza Aérea Mexicana.