​Chachalacas

​Chachalacas es un destino de sol y playa perfecto para los amantes de la acción y la aventura, pues cuenta con playas y dunas donde los viajeros podrán practicar buceo, hacer excursiones en quads e incluso hacer sandboarding, snowboard en arena. La playa de Chachalacas está considerada una de las más bonitas de Veracruz y, además, es el enclave ideal para comer marisco y pescado. ¡Hora de disfrutar del sol!

Qué ver en Chachalacas

Quienes se animen a visitar esta ciudad costera se adentrarán en un paraíso de playas, dunas y agua. Antes de que llegara el turismo a la zona, el municipio era un tranquilo pueblo de pescadores, por lo que no cuenta con monumentos históricos que ver. Por suerte, la Playa de Chachalacas es una joya en si misma y le ofrecerá al viajero todo el entretenimiento y diversión que busca.

Al norte de la localidad se encuentran las Dunas de Chachalacas, que ofrecen un paisaje desértico muy interesante, y más al norte todavía, a unos 40 kilómetros, los viajeros pueden visitar la Zona Arqueológica de Quiahuiztlán. Por otro lado, a 10 kilómetros del establecimiento se emplaza la zona arqueológica de Cempoala.

Qué hacer en Chachalacas

Esta zona costera de Veracruz puede ser un destino ideal para aquellos que deseen relajarse al sol, aunque lo cierto es que muchos de los turistas que se acercan a la zona lo hacen con la intención de practicar deportes de aventura, como buceo y parapente.

Además, las dunas son un terreno perfecto para probar experiencias nuevas y se pueden recorrer en quads (llamadas cuatrimotos en la zona) o aprovechar para practicar sandboarding, que consiste en deslizarse por las dunas sobre una tabla como si se estuviera haciendo surf.

Otras actividades más tranquilas incluyen paseos a caballo, avistamiento de aves, pesca y recorridos por el río Actopan.

Por otro lado, al tratarse de un destino costero, es el enclave perfecto para degustar marisco y pescado fresco elaborados al estilo tradicional de Veracruz. Algunos platos que se pueden probar en los restaurantes de la zona incluyen cebiche, pescado a la veracruzana y cóctel de camarones. Al ser un importante enclave turístico, en la localidad abundan los restaurantes, bares y establecimiento de ocio.

Dónde dormir

La localidad ofrece una interesante variedad de alojamientos para dar respuesta a todo el turismo que se ha interesado en este paraíso costero. Hay hoteles con vistas al mar, apartamentos con cocina y hostales con piscina. Muchos de sus alojamientos son de tres estrellas y algunos de ellos están disponibles con restaurante, gimnasio, spa y todas las comodidades imaginables. Los hoteles y hostales compiten por su cercanía a la playa, pues algunos se encuentran a tan solo unos pasos de la costa.

Transporte

La localidad se emplaza al norte de Veracruz, a una ahora aproximadamente, mientras que Ciudad de México queda a algo menos de 400 km. El aeropuerto más próximo es el Aeropuerto Internacional de Veracruz, que se sitúa a 55 minutos.

Una vez en la localidad, para ir a la playa los viajeros podrán ir cómodamente a pie, y cuando se deseen visitar las dunas u otros emplazamientos más lejanos, se pueden alquilar quads o reservar excursiones.

Otros datos de interés

Este destino playero se puede visitar durante todo el año. En enero goza de una temperatura máxima promedio de 26 °C y en agosto los termómetros suben hasta los 36 °C de temperatura máxima, por lo que el clima es perfecto en cualquier época para practicar deportes al aire libre.

La moneda en uso es el peso mexicano y el prefijo que se debe marcar para llamar a los teléfonos locales es el 0052.