¿Necesitas ayuda?

365 días/24 horas para incidencias sobre reservas

Gestiona tu reserva

Inicia sesión

¿Has olvidado tu contraseña?

o accede con

Crea tu cuenta

o crea tu cuenta con

  • Acumula dinero

    Con Invita a un amigo y Mi Monedero ahorrarás en tus reservas

  • Ofertas exclusivas

    Recibe las mejores ofertas y promociones en tu email

  • Guarda tus búsquedas

    Vuelve a consultar tus destinos y hoteles favoritos cuando quieras

Consigue descuentos exclusivos

Inicia sesión

Esta temporada, ¡escápate a la nieve!

  • Hotel + Forfait

    Precios inmejorables de alojamiento + forfait seleccionados en exclusiva para ti
  • Extras a tu medida

    Escoge tu alojamiento y añade tus actividades favoritas antes de finalizar la reserva
Reserva tu hotel de montañaAlpesPirineo FrancésPirineo CatalánPirineo AndorraPirineo AragonésCordillera CantabricaSistema CentralSierra NevadaSistema Ibérico

Reserva tu hotel de montaña

Ofertas de esquí y nieve. Hoteles de montaña

La montaña cuenta con miles de apasionados. Durante los meses de verano, acuden hasta ella los amantes del trekking, senderismo y alpinismo para contemplar sus maravillosos paisajes, ascender a alguno de los picos más altos del territorio, o disfrutar de los verdes campos y del aire puro.

Por otro lado, durante los meses de invierno, la montaña cambia de color para inundarse de blanco. Es en ese momento cuando algunos deciden acercarse a ella para practicar los deportes invernales, como el esquí y el snowboard, que son algunos de los más populares. También existen numerosas actividades en la nieve para realizar, como paseo en moto de esquí, trineos tirados por perros (mushing), tubing, raquetas de nieve, etc. 

En España, tenemos la suerte de contar con estaciones de esquí de calidad repartidas por todo el territorio. Desde el norte del país, donde se encuentran los Pirineos, bajando hacia el sur, con Sierra Nevada, o incluso en el centro peninsular con el Sistema Central. 

Ya antes de las primeras nevadas se empiezan a preparar las estaciones, para que la apertura sea lo más óptima posible. Normalmente, la apertura suele coincidir con el Puente de la Constitución, y el cierre de las mismas con la Semana Santa; pero esto es algo impredecible y depende también de la cantidad y de la calidad de la nieve. 

Con las primeras nevadas, los aficionados comienzan a preparar su material de esquí; pulir los esquís o la tabla de snow es una recomendación para que estos se deslicen correctamente sobre la nieve. También es recomendable revisar las botas y comprobar que están bien desde la temporada anterior, así como el casco, que recomendamos totalmente su uso. Para finalizar el outfit del esquiador, hará falta un buen abrigo, pantalones de esquí, una camiseta térmica, los guantes, las gafas de esquiar y también una crema solar y un cacao labial para proteger la piel y los labios del frío y del viento. Si a algún aficionado le falta algo de material, siempre puede alquilar el material de esquí.  

Por supuesto, lo más importante de todo es el forfait de esquiar, que permite el acceso a la estación. En la gran mayoría de estaciones se puede adquirir el forfait de día, para toda la temporada de esquí, o incluso para disfrutar de medio día (en algunas estaciones es solo por la mañana y en otras por la tarde). El forfait o pase es una tarjeta que permite el acceso a la estación y a las pistas de esquí; antes de coger los remontes para las pistas suele haber unas máquinas con rodillos que únicamente se abren si el pase es correcto. 

También existen diferentes forfaits dependiendo del día de la semana, la época del año, o de la edad del esquiador. Así, suelen ser más baratos los forfait junior, senior o veterano, que los forfaits para adultos.  Una buena opción es reservar un hotel + forfait antes de realizar tu viaje, para que no tengas que preocuparte luego de pasar por taquillas para adquirirlo. Además, también se pueden reservar otros alojamientos como apartamentos a pie de las pistas, hoteles baratos, hoteles de lujo, pequeñas cabañas de madera con chimenea, etc. 

En las estaciones también existen cafeterías y restaurantes para poder hacer una parada y cargar fuerzas para seguir afrontando una jornada de esquí. Lo ideal es madrugar y llegar pronto a pistas, para poder disfrutar de la nieve de la mejor calidad y condición, antes de que comience a hacer calor y la nieve se vuelva primavera (nieve un poco aguada que dificulta el esquí). También puede ser que salga un día nublado, de frío, incluso con ventisca; en ese caso la nieve, por lo general, se mantiene polvo, pero eso sí, habrá que ponerse una capa más de abrigo. 

Las estaciones de esquí de España, Andorra, Francia y en general de todo el mundo han evolucionado mucho y hoy en día cuentan con sillas y remontes de calidad, que nada tienen que ver con aquellos que se utilizaban cuando comenzaron a usarse las primeras estaciones de esquí. 

Por su parte, las pistas de esquí se dividen en diferentes categorías, marcadas por balizas de colores. El color verde es para las pistas debutantes, que son las más sencillas y resultan perfectas para aquellos que se inicien en este deporte y quieran un primer contacto con la nieve. Luego encontramos las pistas azules, las rojas y las negras, por este orden de dificultad. Las pistas negras son para los esquiadores más experimentados puesto que son las que presentan una mayor dificultad. 

Estaciones de esquí de España 

En España tenemos la suerte de contar con estaciones de esquí de calidad repartidas por las montañas de todo el territorio.  

Pirineo Catalán 

En el Pirineo catalán se encuentra una de las estaciones más populares de nuestro país, concretamente en la provincia de Lérida, con unos servicios de calidad y casi 160 kilómetros esquiables: Baqueira Beret. Otras de las estaciones de Cataluña son Boi Taull, Espot Esquí, La Molina, Masella, Port Ainé, Port de Compte, Tavascán, Vall de Núria y Vallter 2000.  

Pirineo aragonés 

En Aragón, concretamente en el Valle de Benasque, se encuentra Cerler, que ha sido reconocida en numerosas ocasiones como la mejor estación de esquí de España. También en esta comunidad se puede esquiar en Astún, Candanchú y en Formigal - Panticosa. La unión de estas dos últimas estaciones conforma la mayor superficie esquiable de España. 

Cordillera Cantábrica 

En esta parte de la península se ubican las siguientes estaciones: Alto Campoo, Fuentes de Invierno, Leitariegos, Lunada, Manzaneda, San Isidro, Valgrande-Pajares. De todas ellas, la más grande es Alto Campoo, con algo más de 30 kilómetros esquiables. 

Sistema Ibérico 

Valdezcaray, Valdelinares, Javalambre y Punto de Nieve Santa Inés; estas son las estaciones que se encuentran en el Sistema Ibérico, ordenadas de mayor a menor en cuanto a kilómetros esquiables. 

Sistema Central

En esta zona, Valdesquí es probablemente la estación más popular, así como la de mayor extensión. Le siguen, en cuanto a tamaño, Sierra de Béjar, La Pinilla y Puerto de Navacerrada. 

Sistema Penibético 

Por último, en el sur de España, se encuentra una de las estaciones más populares: Sierra Nevada. Con más de 110 kilómetros esquiables y muy buenos servicios, la estación granadina recibe cada año a miles de viajeros atraídos por la calidad de la nieve. 

 

Estas son las estaciones de esquí españolas, pero también tenemos que destacar aquellas del Principado de Andorra que, debido a la proximidad con nuestro país, reciben cada año a miles de españoles apasionados de la nieve. Destaca el conjunto esquiable de Grandvalira (con más de 210 kilómetros esquiables), y el denominado Vallnord (Pal Arinsal y Ordino Arcalís). 

Los apasionados del esquí y del snowboard también viajan hasta algunas de las mejores estaciones del mundo, donde poder disfrutar de pistas excelentes y calidad y cantidad de nieve. La zona de los Alpes (franceses, austriacos, suizos o italianos) congrega picos, montañas y pistas idealmente seleccionadas para la práctica del esquí y del snow. Algunas de las estaciones de esquí con más renombre son, por ejemplo, Chamonix, Courchevel, Zermatt, Megeve, Livigno, Gstaad, Zermatt, Les 3 Vallées (la unión de las estaciones que lo conforman tiene como resultado el mayor dominio esquiable del mundo) o Dolomiti Superski. Aquí, además de esquiar, habrá que disfrutar de los populares aprés ski una vez bajados de pistas y ya en el pueblo, que se puede acudir con la propia ropa con la que has esquiado o pasar primero por el hotel o apartamento para cambiarte. 

 

La montaña es un lugar ideal para pasar unos días de descanso o de vacaciones, ya sea en verano disfrutando de idílicos paisajes, lagos, prados y montañas verdes; o en invierno, aprovechando la nieve de las cordilleras para disfrutar de los deportes invernales. 

Reserva un alojamiento al mejor precio y escápate a la montaña. 

↑