Valle de Arán

El encanto inconfundible del Valle de Arán encuentra su respaldo en una red de alojamientos, aptos para todo tipo de públicos y presupuestos. Se puede optar por los hoteles de la zona, en los que el confort se fusiona con el encanto y la tranquilidad regeneradora de los Pirineos. En el Valle de Arán también se pueden encontrar apartamentos localizados en pueblos preciosos y en localidades bien comunicadas, donde establecer el campamento base para desplazarse por el valle.

Los hoteles saben combinar la naturalidad y la satisfacción con habitaciones inspiradas en las tradiciones y costumbres de la zona, si bien también se pueden encontrar hoteles de estilo moderno y más cosmopolita. Además de apartamentos y hoteles, hay hostales y pensiones muy interesantes para satisfacer todas las necesidades.  El Valle de Arán es un lugar excepcional en el que disfrutar de las vacaciones. Se puede realizar rafting en un entorno único del Pirineo, practicar escalada o montar a caballo sin alejarse demasiado del alojamiento elegido.

Además, en el parque de visualización de Fauna Aran Park se puede profundizar en las características de este ecosistema, y encontrar ciervos, lobos, corzos, linces, marmotas, rebecos, nutrias y otros animales autóctonos en su entorno natural. Y para los amantes del esquí, desde los hoteles y apartamentos se puede llegar a lugares equipados para deslizarse por la nieve. Porque el Valle de Arán es, para muchos, la esencia del Pirineo y, desde luego, es un lugar incomparable para practicar un turismo activo para toda la familia.

Naturaleza, deporte, aventura, belleza, esplendor y comodidades se unen en el corazón del Pirineo, donde disfrutar del tiempo libre se convierte en algo natural, cercano y absolutamente placentero. Todo ello acompañado de una gastronomía exquisita y de multitud de alternativas para realizar compras y excursiones.