Luz Ardiden

En pleno corazón del Pirineo francés se encuentra la estación de Luz Ardiden, a una media hora de distancia en coche de Luz-Saint-Sauveur. La estación tiene un total de 60 kilómetros esquiables divididos en 28 pistas de diversos niveles para todo tipo de esquiadores, desde profesionales a los que quieren iniciarse en la práctica de este deporte. 

La cota más alta de la Luz Ardiden son los 2.500 metros y 1680 la cota más baja, y lleva más de cuarenta años recibiendo a esquiadores con ganas de nieve. Cuenta con restaurantes, zonas infantiles, guardería y se pueden realizar otro tipo de actividades.

Además, debes saber que la localidad de Luz-Saint-Sauveur es conocida por sus aguas termales. Algo tendrá esta pequeña localidad francesa que enamoró a personajes como Víctor Hugo o Napoleón.