Parque Nacional de los Picos de Europa

​El Parque Nacional de los Picos de Europa se encuentra en el norte de la Península Ibérica, concretamente se localiza en el Principado de Asturias, Cantabria y Castilla y León (León). 

Este Parque Nacional es el segundo más visitado de nuestro país, solo por detrás del del Teide, en Tenerife, Islas Canarias.  

Al ser una zona que recibe a miles de visitantes cada año, tanto nacionales como internacionales, es sencillo encontrar un alojamiento en las localidades cercanas. Así, se podrán reservar hoteles baratos, apartamentos, hostales, hoteles de lujo, casas rurales y prácticamente cualquier modalidad de alojamiento. 

Algunas de las poblaciones cercanas a los Picos de Europa en la que los viajeros prefieren dormir y descansar son Cangas de Onís, Soto de Cangas, Arenas de Cabrales. 

En la comunidad cántabra, los viajeros suelen alojarse en poblaciones como Potes. En León los turistas suelen decantarse por Caín y Posada de Valdeón. 

Sin duda, el Principado de Asturias es la comunidad que recibe más visitantes, y más concretamente el mencionado municipio de Cangas de Onís, en parte gracias a su ubicación estratégica para visitar uno de los principales atractivos de los Picos de Europa: los Lagos de Covadonga. 

La situación del Parque Natural de los Picos de Europa hace que se encuentre relativamente cerca de algunas preciosas localidades costeras del norte de España, como podría ser Llanes o Ribadesella, por poner solo un ejemplo. 

Este Parque Natural es un destino perfecto para todo tipo de visitantes ya que se pueden hacer excursiones y caminatas pensadas para cualquier tipo de público, como familias o grupo de jóvenes. Aquellos apasionados de las montañas tendrán que acercarse hasta el Macizo de los Urrieles, con Torre Cerredo alcanzando los 2650m de altitud, convirtiéndose en la montaña más alta de los Picos de Europa. 

Por el contrario, para aquellos que solo quieran disfrutar del aire puro de la montaña y bonitos paisajes, pero sin grandes esfuerzos, tienen otras alternativas más sencillas. Muchos viajeros visitan la Cueva de Covadonga y la Basílica Santa María la Real de Covadonga. 

Los Picos de Europa se transforman en invierno, inundándose de una capa de nieve que los hace igualmente bellos, o más si es posible. Por eso, muchos apasionados de la nieve prefieren acercarse durante la época invernal para disfrutar de ellos. 

Sin duda, pasar unos días de vacaciones o planear una escapada a los Picos de Europa es una opción fantástica para disfrutar del rico patrimonio natural de nuestro país. Reserva cualquier tipo de alojamiento, desde hoteles a apartamentos u hostales, para poder recorrer y descubrir todo lo que este precioso Parque Nacional tiene que ofrecer al viajero. 

Selecciona la localidad o población que desees para no tener que recorrer grandes distancias en coche hasta llegar a este precioso parque. Disfruta de él en familia, con amigos, en pareja o con cualquier persona que desees. La montaña es un lugar ideal para pasar unos días de descanso y desconexión en compañía de quien desees, o tu solo.