cover

El único edificio medieval de la Península Ibérica

Bragança es una pequeña ciudad del norte de Portugal a la que merece la pena acercarse. Y es que, bella en si misma, la ciudad guarda en su interior, a dos pasos del castillo y de la iglesia de Santa María do Castelo, una verdadera joya de la arquitectura: el Domus Municipalis, el ayuntamiento medieval de Bragança y el único edificio medieval de esa época que se conserva íntegro en toda la Península Ibérica. Erigido en el siglo XV, seguramente en un época muy cercana a aquella en la que se construyó el vecino castillo, el Domus Municpalis está dividido en dos partes: la sala de agua (de uso utilitario, no es más que una cisterna que recoge el agua de la lluvia –algo muy importante durante los asedios militares-) y la llamada Paços do Concelho (la sala de reuniones). Rodeado de una galería de ventanucos –no demasiado grandes, como era propio en los modos constructivos de la época- el espacio se utilizó tanto para llevar los asuntos administrativos de la ciudad, como para discutir sobre sus finanzas.

Qué hacer

↑

Llévanos en tu bolsillo ¡gratis! Descarga nuestra APP y ¡ahorra!