Albufeira

Si se viaja hasta el Algarve portugués, uno de los destinos más llamativos es la Albufeira, un distrito de unos 40.000 habitantes, que se ha convertido en foco de turismo internacional gracias a sus playas, sus colores, bahías, rocas y acantilados que perfilan el Atlántico.El nombre proviene del árabe y significa castillo de mar. El pueblo se encarama en lo alto de las rocas y ofrece a los visitantes unas espectaculares vistas del agua salada del mar que hace contraste con el rojo de la piedra y el amarillo de la arena de las playas. 

Guarda su pasado marinero, pero se ha modernizado, señal de ello es que se puede acceder a la playa Peneco desde el pueblo en ascensor o en escaleras mecánicas a la Playa de los Pescadores. También está la posibilidad de hacerlo a pie.Cuenta con numerosas playas (praias en portugués). Se puede visitar una cada día para descubrir todos los secretos de la belleza del Algarve. Existen lugares de fácil acceso como la praia de Oura o praia de Galé, con gran número de turistas, o pequeñas calas paradisíacas como la de Duarte, Castelo o Arrifes, entre otras. Dicen que una de las más bellas es la de Olhos d’Agua, ya que ha sabido conservar todo el aroma de un pueblo pescador portugués. 

Asimismo, en la zona, se pueden realizar deportes acuáticos como submarinismo, vela, surf, kitesurf o pesca deportiva. Para quienes prefieran deportes en tierra se puede disfrutar de campos de golf o realizar excursiones senderistas en los alrededores. 

Para alojarse en la Albufeira no hay ningún problema, ya que se mezclan resorts de gran lujo, como hoteles de gama media, así como apartamentos, casas rurales y apartahoteles con encanto. La oferta es amplia a lo largo de todo el año, ya que el clima de la zona es suave, hecho que atrae a muchos europeos en meses fuera de la temporada alta. Para llegar hasta la Albufeira existe conexión por carretera con España, además de líneas de autobús desde Huelva o Sevilla, entre otras, y tren desde Lisboa. El aeropuerto más cercano está en Faro, a 32 kilómetros.