Comentarios

  • Anónimo

    Estancia de 1 día, 2 adultos en habitación estándar

    Viaje de vacaciones en pareja

    El hotel es todo un museo, habitación, trato y servicio muy bueno.

    Cliente

    8.8
    • Limpieza: 9
    • Precio: 8
    • Ubicación: 9
    • Instalaciones: 9
    • Servicio: 9
  • Ignacio De Loyola, Gijón

    Estancia de 1 día, 2 adultos en habitación estándar

    Viaje de vacaciones en grupo de amigos

    En el pueblo amurallado de óbidos, una perla del centro de portugal a una hora en coche de lisboa, el hotel se halla extramuros, pero justo al lado de la señalada muralla. No hemos advertido un turismo masificado, y en consecuencia no tuvimos problemas de aparcamiento. Como consideración general, el hotel cumple con las exigencias de limpieza, buena ubicación, servicios de calidad, tamaño suficientemente amplio de la habitación, y comodidad, características todas ellas propias de su categoría (cuatro estrellas).

    El personal está ataviado con indumentaria historicista y como ocurre generalmente en portugal, es capaz de comprender y hacerse entender en español.

    La habitación en la que estuvimos es amplia y cómoda, tanto el baño como la cama, que presenta un diseño clásico y acorde con las características del hotel. Concretamente la nuestra daba a un pequeño patio por el que se accedía a la piscina de 10x5 metros, profundidad descendente y con vistas espectaculares de la muralla. La televisión de la habitacion disponía del canal tvei, que siempre es de agradecer en el extranjero, o no, si lo que se quiere es olvidarse de todo. Eso, como es natural, va en preferencias.

    Como curiosidad, la llave de la habitación, dentro de esa tendencia historicista referida a la indumentaria del personal, imita la propia de un castillo medieval, con un tamaño excesivamente grande.

    El desayuno, muy completo. A destacar los dulces caseros de la región y el zumo de naranja natural, poco frecuente en los hoteles portugueses que he tenido la oportunidad de visitar.

    Sin duda alguna volvería a óbidos y a este hotel.

    Cliente

    8.2
    • Limpieza: 9
    • Precio: 8
    • Ubicación: 8
    • Instalaciones: 8
    • Servicio: 8
  • Anónimo

    Estancia de 2 días, 2 adultos en habitación estándar

    Viaje de escapada en pareja

    Lo mejor:

    En la ciudad de óbidos a un paso del recinto amurallado.

    El hotel dispone de wifi gratuito.

    Existe un garaje sin coste a disposición de los clientes. No es posible reservar y las plazas son limitadas.

    Atención muy buena.

    Dispone de servicio de bar en el que cada cliente se sirve lo que sea tomar y lo apunta para ser cobrado en el momento de abandonar el hotel.

    Piscina con vistas a la que se accede desde la primera planta del hotel.

    Lo peor:

    Decoración excesivamente medieval. Yelmos, cadenas, armaduras...

    La llave de la puerta habitación, evidentemente de rigor medieval tiene la doble función de abrir la puerta y despertar a todos los colindantes con el ruido que supone la apertura...

    La iluminación del baño puede hacer que un afeitado sea intuitivo o el maquillaje pueda derivar en un retrato cubista. Hay que mejorar esa pobre y escasa iluminación.

    El desayuno correcto, sin grandes pretensiones pero con todo lo necesario para un buen comienzo de día. La sala de desayunos algo desangelada.

    Las habitaciones con muebles de anticuario y justas en tamaño, al menos las estándar. Silenciosas, eso sí, hasta el momento en el que el vecino de cuarto entra o sale de habitación y utiliza la llave.

    La situación del hotel es muy buena para ver la ciudad, dado que sin necesidad de entrar con el coche en la zona amurallada, estás a unos 100 metros de un portillo de muralla.

    Tiene una muy buena relación calidad precio.

    • vistas desde la piscina

      vistas desde la piscina

    Cliente

    7.8
    • Limpieza: 7
    • Precio: 8
    • Ubicación: 9
    • Instalaciones: 7
    • Servicio: 8