cover

Encuentra hoteles y otros alojamientos en Madeira

Hoteles destacados

Lauresilva de Madeira

Patrimonio de la Humanidad en la lista de la UNESCO, la laurelisva de Madeira (un tipo de laurel) crece en la isla del mismo nombre (hoy, en un 20% del territorio -unas 15.000 hectáreas-; antes de la llegada de los colonos, en toda su extensión) y es el bosque de su género más importante de todo el planeta… un tipo de bosque que, en el Terciario, cubrió grandes zonas de la Europa mediterránea.

Patrimonio de la Humanidad en la lista de la UNESCO, la laurelisva de Madeira (un tipo de laurel) crece en la isla del mismo nombre (hoy, en un 20% del territorio -unas 15.000 hectáreas-; antes de la llegada de los colonos, en toda su extensión) y es el bosque de su género más importante de todo el planeta… un tipo de bosque que, en el Terciario, cubrió grandes zonas de la Europa mediterránea.

Con presencia en el norte y en el sur de la isla, la lauresilva es, en realidad –y aparte del laurel- todo un catálogo biológico con numerosas especies endémicas, residuales y raras, especialmente briófitos, helechos y plantas con flores habitado por una fauna invertebrada muy rica… además de especies endémicas de la isla, como la paloma de Madeira.

Impresionante en su belleza, un bosque de lauresilva como el de Madeira (también se conserva este tipo de bosque en Canarias, las Azores, Cabo Verde y, testimonialmente, en el continente europeo, en Los Alcornocales –Cádiz-) es una suerte de puzzle en el que la naturaleza juega a intercalar sus formas, sus sombras verdes, en un dinámico juego de matices y colores que revela un dinámico juego de la ecología.

Formado menos que hace 20 millones de años, el bosque de lauresilva se mantuvo en tierras insulares porque, precisamente, la insularidad protegió estos territorios de los rigores del clima que lo extinguió del resto de sus localizaciones originales. La verdad es que merece la pena hacer una ruta por este increíble bosque lugar. Será una experiencia única, como adentrarse en un mundo fantástico con esos árboles llenos de formas extrañas. En suma, un lugar donde podrán hacer fotografías de gran belleza.

↑