Centro de Londres

Al mirar un mapa londinense es probable que os preguntéis ¿Qué se considera centro de Londres? No es fácil distinguirlo porque la ciudad es bastante extensa, así que nos regiremos por su metro. Consideraremos centro de Londres a los distritos que se encuentren en la zona 1 del metro. Este área se puede recorrer fácilmente a pié, por lo que os recomendamos que os calcéis unas buenas zapatillas y disfrutéis al máximo de todos los rincones de Londres.

¿Qué visitar? La capital británica no se puede ver en un sólo día, ya que ofrece a los visitantes cientos de puntos de interés, siempre sorprendentes, así que lo mejor es escoger un hotel bien situado. Es indispensable dejarse caer por el distrito de Westminster para ver el Parlamento inglés, fotografiarse con el Big Ben, entrar en la Abadía de Westminster o desplazarse hasta Trafalgar Square y entrar a la National Gallery.

La animación puede continuar en Picadilly Circus, Oxford Street, el Soho o Chinatown. Son zonas abiertas y llenas de comercios curiosos que seguro que os hacen dejaros alguna libra esterlina comprando souvenirs. Aunque os pasará lo mismo en Covent Garden o en Cadem, pasear por sus mercados y sus calles es una experiencia de lo más londinense. Además, es fácil que seáis testigos de actuaciones callejeras en Londres. En Bloomsbury podréis ver el Bristish Museum, mientras que si queréis observar edificios contemporáneos tendréis que ir a la City. Tampoco os podéis dejar de ver The Globe, la catedral de Saint Paul, el London Eye, el Museo de Historia Natural, el Victoria and Albert Museum, la Tate Modern, el Támesis, el Tower Bridge.... Después de tanto caminar y si el tiempo lo permite (no olvidéis llevar siempre un paraguas), no hay nada mejor que descansar en alguno de los parques londinenses. Las posibilidades son muchas, siendo los más conocidos Hyde Park, Greenwich Park o Regents Park. En vuestros paseos es probable que veáis alguna ardilla, a la que podréis dar de comer. Si llueve, entrad en alguna taberna inglesa y degustad allí un buen té o una pinta de cerveza.

Un consejo para vuestro viaje: nunca olvidéis las palabras please, sorry y thanks (por favor, lo siento y gracias), los londinenses os lo agradecerán.