Encuentra hoteles y otros alojamientos en Isla de Man

Hoteles destacados

Isla de Man

La célebre Isla de Man pertenece a la Corona británica, está situada en el mar de Irlanda, cercana a la costa inglesa. La isla ha estado habitada desde hace siglos por lo que es muy fácil encontrar asentamientos arqueológicos de sus antiguos pobladores celtas y vikingos.

La isla es famosa por sus impresionantes paisajes que no dejan indiferente al viajero que la visita por primera vez. Sus interminables praderas verdes, sus escarpados acantilados sobre un mar embravecido dan lugar a unas preciosas estampas que quedan guardadas para siempre en la retina de todos sus visitantes.

Algunos de los lugares más emblemáticos de la Isla de Man son, el Castillo Rushen, una fortaleza de origen medieval formada por cinco torres y una muralla sobre la que se puede caminar y que ofrece unas estupendas vistas de toda la ciudad, este es uno de los ejemplos de arquitectura medieval mejor conservados de toda la isla. Spanish Head es una conocida zona de acantilados de gran belleza que, según cuenta la leyenda, debe su nombre al naufragio de un galeón español. La Torre de los Refugiados es una singular construcción situada en la pequeña isla de Santa María, en la región de Douglas. Se cree que esta torre servía como refugio a los marineros que esperaban su rescate mientras bajaba la marea, ya que las aguas de alrededor eran muy peligrosas como para alcanzar el otro lado de la orilla a nado. Solo durante unos pocos días del año y cuando la marea está lo suficientemente baja se puede cruzar andando al otro lado de la bahía.

Cregneash es una pequeña localidad situada en medio del campo donde parece que el tiempo se ha detenido. Sus habitantes siguen viviendo en cabañas y casas tradicionales y aún hablan el Manx, el idioma propio de la Isla de Man. Se trata de una bucólica estampa formada por granjas y animales típicos de la zona que dan una idea de cómo sería la vida en la isla hace cientos de años.

Otra de las principales atracciones que llevan a los turistas a visitar la isla, al margen de sus bellos paisajes y pasado histórico, es su famosa carrera de motociclismo TT Isla de Man. Un evento que lleva celebrándose desde principios del siglo pasado y que tiene lugar entre los meses de mayo y junio. Debido a lo accidentado de su trazado, tiene la triste fama de ser una de las carreras más peligrosas del mundo.

En la Isla de Man existe una gran variedad de alojamientos diferentes adecuados para todo tipo de presupuestos. Desde preciosos hoteles de estilo victoriano hasta coquetas cabañas en las zonas más rurales pasando por un sinfín de apartamentos y hostales equipados con todas las comodidades. Al tratarse de una isla con pocos kilómetros de extensión, nunca se estará muy lejos del mar y sus bellos paisajes verdes harán las delicias de todos los visitantes.

La Isla de Man está conectada con Liverpool, Belfast y Dublín mediante ferry. Sus horarios pueden variar en función de la época del año, por lo que es aconsejable consultarlos antes de organizar un viaje. La red de carreteras de la isla es bastante moderna y, por lo general, muy segura pero hay que tener en cuenta que el clima suele ser muy lluvioso para extremar las precauciones en caso de alquilar algún vehículo. También existen numerosas líneas de autobuses que comunican diariamente las principales poblaciones de la isla entre sí. A pesar de que existe una red de ferrocarriles, estos no funcionan durante todo el año, sino en los meses más cálidos cuando proliferan los turistas.

Isla de Man, asombrosa y con gran cantidad de tesoros por descubrir

Situada en el Mar de Irlanda y perteneciente a la Corona Británica, la isla de Man ofrece un destino aún poco conocido. Su territorio está salpicado de cruces celtas de piedra y valiosas joyas históricas. Esta isla debería figurar en la agenda de todo viajero inquieto. Es una idea excelente reservar un hotel o un hostal con antelación, y prepararse para disfrutar de unos días de vacaciones o una escapada de fin de semana en la isla de Man, pues promete experiencias tan diferentes como gratificantes.

Qué ver en esta hermosa isla británica

Esta singular isla alberga numerosos atractivos. Entre ellos se cuenta Castle Rushen, un castillo medieval con cinco torres de unos 24 metros de altura unidas por una muralla, que se encuentra muy bien conservado. Es un placer recorrer los 7,5 metros de la muralla, ya que desde allí se pueden contemplar unas vistas magníficas de la ciudad. En el interior del castillo, las habitaciones están equipadas con un sistema de audioguía y con maniquíes vestidos de época. Los interesados en la historia también encuentran un lugar especial en el museo al aire libre The National Folk Museum at Cregneash. Se trata de una antigua villa donde se conservan las tradiciones y el estilo de vida del pasado. Una atmósfera de otros tiempos fluye por sus diez edificios, entre los que se incluyen una iglesia y algunas granjas con sus cabañas de paja. Los lugareños aún viven en las cabañas y casas tradicionales, y la vida cotidiana transcurre como ha sido durante cientos de años. Incluso hablan el idioma Manx. Otros de los principales puntos de interés de la isla son los monumentos neolíticos de Cashtal yn Ard, que conforman un cementerio de hace 4.000 años situado en Maughold, y Meayll Hill, un complejo del año 3.500 a.C. que se localiza al sur de la isla.

Qué hacer en la isla de Man

Uno de los eventos que más atrae a los visitantes es el Isle of Man Tourist Trophy. Esta carrera de motos se celebra todos los años desde 1907. Entre finales de mayo y principios de junio, durante dos semanas las carreteras de la isla se convierten en un circuito de más de 60 kilómetros. Tan vinculada está la isla al motociclismo que incluso cuenta con museos especializados, como el A.R.E Motorcycle Collection y el Murrays Motorcycles Museum. Además, es un buen plan visitar el Manx Museum, donde se puede profundizar en la historia de la isla y sus pobladores, y el Manx Aviation and Military Museum, entre otros.

¿Dónde dormir en la isla de Man?

La isla es pequeña y fácil de recorrer en su totalidad. Por eso, muchos visitantes deciden instalarse en Douglas, la capital, donde es posible elegir un hostal, como Lansdowne Guesthouse, un bed & breakfast muy acogedor que ofrece habitaciones con baño privado o compartido, u optar por un hotel, ya que los hay de distintas categorías. Claremont Hotel, por ejemplo, un alojamiento de lujo destinado a los viajeros más exigentes, se encuentra en la capital.

Cómo moverse por la isla

El transporte público ofrece una extensa red de autobuses que comunican a todas las ciudades de la isla, y circulan desde la mañana temprano hasta bien entrada la tarde. También es posible alquilar un coche, alternativa muy conveniente para moverse con flexibilidad, principalmente si se reserva el vehículo online y se retira en el aeropuerto.

Información de interés para tener en cuenta antes de viajar

La mayoría de los viajeros visita la isla en primavera y verano, cuando se celebra la famosa carrera TT. Aquellos que decidan viajar en esta época del año deberán reservar una habitación de hotel o su plaza en un hostal con antelación, o no encontrarán alojamiento. La isla tiene su moneda especial, la libra de Manx, aunque también se puede pagar en libras británicas en las tiendas locales, restaurantes y hoteles. La cocina tradicional de Isla de Man es sencilla, asequible y atractiva. Se basa en frutas y verduras de temporada, carnes y deliciosos postres caseros. Uno de los platos más tradicionales es el arenque con pat

Qué ver o hacer en Isla de Man y alrededores

¿Ya conoces Isla de Man?

Comparte con otros viajeros lo que más te gusta de Isla de Man.

↑

Llévanos en tu bolsillo ¡gratis! Descarga nuestra APP y ¡ahorra!