Encuentra hoteles y otros alojamientos en Suiza

Hoteles destacados

Suiza

Buscar un hotel en Suiza o un apartamento es algo que regala una de las experiencias de viaje más increíbles. Las cumbres nevadas del país, las increíbles ciudades como Berna, Ginebra o Friburgo, cargadas de historia, o las pistas para hacer deportes de invierno o senderismo son algunos de los ingredientes que ofrece esta nación situada en el corazón de Europa. Para visitarla bien conviene organizar con atención el viaje poniendo bastante atención al alojamiento y a otras muchas condiciones que deben tenerse en cuenta para que la estancia sea perfecta en todos los sentidos.

¿Qué ver en Suiza?

Uno de los mejores consejos que puede recibir el viajero que comience a planificar su estancia en un hostal de Suiza es que dedique parte de su viaje a conocer Berna. La localidad está repleta de historia y es uno de los espacios suizos que han sido declarados como Patrimonio de la Humanidad. El casco histórico de esta ciudad es un auténtico espectáculo y, además, puede verse en no demasiado tiempo debido a que no es una ciudad muy grande. La siguiente ciudad que no hay que perderse en el país y que se sale de los circuitos más tradicionales es la de Friburgo. La mayoría de sus edificios destacados son del siglo XV, aunque tampoco hay que perderse sus 15 puentes que cruzan el río resultando algunos realmente interesantes.

Otra parada con la que apreciar la peculiaridad del país es la que se debe hacer en Zermatt. Aquí no hay vehículos a motor y se mire hacia donde se mire solo se verán altas cumbres nevadas. También cuenta esta ciudad con una de las mejores estaciones de esquí y el famoso pico del Matterhorn se encuentra en sus proximidades. Para terminar esta ruta, lo mejor es dedicar unos días a la visita de Zúrich. Se trata de una ciudad moderna y vibrante, pero que conserva muchos edificios antiguos concentrados en el barrio de Niederdorf.

¿Qué hacer en Suiza?

Los planes que hay que hacer en Suiza tienen mucho que ver con los espacios naturales que ofrece este país. Por ejemplo, una de las actividades más aconsejables es la de recorrer los Alpes en el Bernina Express. Se trata de un tren panorámico que cruza unas vías que atraviesan algunos de los paisajes alpinos más imponentes, por lo que es ideal para poder ver rincones inaccesibles de otra forma. Otra excursión muy interesante es la que lleva hasta las cataratas del Rin. Hay rutas en las inmediaciones por las que caminar y disfrutar de una naturaleza repleta de belleza, pero es el salto de agua de 23 metros de alto y 150 metros de ancho lo que es realmente interesante en esta zona.

Por supuesto, conviene dedicar algo de tiempo a los deportes de invierno. Las cumbres nevadas de los Alpes son el escenario ideal para practicar esquí o snowboard si se tiene habilidad o para iniciarse con algún curso de los que ofrecen muchas empresas de la zona. En el Valle de Lenzerheide, por ejemplo, se encuentra uno de los descensos más largos de Europa, recorriendo más de 9 kilómetros desde el pico Rothorn. Se trata de una de las autopistas blancas de Europa. En nuestra página encontrarás fabulosas ofertas de hoteles en los Alpes Suizos, perfectos para disfrutar de la nieve.

Por último, también se pueden aprovechar los deportes alpinos para vivir aventuras. Esto es muy sencillo en los alrededores del monte First. Aquí se concentran lugares en los que caminar por senderos salvajes, descender en tirolina por diversos valles o moverse a través del campo en motos para llegar a lugares del todo inaccesibles.

Suiza es un buen destino para los amantes del chocolate, ya que no hay que olvidar que en Suiza se inventó el chocolate con leche. Una de las actividades que se puede realizar en este país es visitar alguna de sus fábricas de chocolate, como la de los Chocolates Cailler, en Broc.

¿Dónde dormir?

El alojamiento en Suiza no supone ningún problema, y es que hay opciones para todos los gustos que se adaptarán a cualquier presupuesto. En el país destacan de forma muy especial los hoteles de montaña. Estos son espacios en los que se puede acceder a las cumbres que dan fama al país suizo y que suelen contar con un nivel de calidad realmente alto. En las ciudades, como Ginebra o Basilea hay los hoteles más caros, pero allí también es posible disfrutar de otras opciones más económicas. Desde una habitación de hostal a un apartamento en el que tener la mayor independencia, son muchos los tipos de alojamiento que se pueden encontrar en estas zonas.

Transporte

Existen numerosas opciones para llegar a Suiza, ya que se trata de un país muy bien comunicado. La más cómoda de todas es tomando un vuelo. Aeropuertos como el de Ginebra, Basilea o Zúrich disponen de conexiones directas con la mayoría de las grandes capitales europeas. El tiempo de viaje desde, por ejemplo, Madrid no supera las 4 horas y 30 minutos. En cuanto a los trenes y autobuses, también hay conexiones, aunque el tiempo de viaje aumenta considerablemente. La movilidad dentro del país no es ningún problema. Existen buenas opciones de transporte público y se puede optar por un vehículo de alquiler para conducir por las carreteras locales sin ningún problema dada su buena calidad.

Otros datos de interés

Aunque Suiza sea un país accesible durante todo el año, hay que elegir una época en concreto dependiendo de los planes que se quieran hacer. Por ejemplo, la para disfrutar de los deportes de nieve, lo mejor es ir entre diciembre y abril. Sin embargo, si lo que se busca es recorrer caminando los senderos de las montañas, entonces la mejor época está entre los meses de julio y agosto. El tema de la moneda para los pagos también es importante. En el país suizo se emplean francos y las comisiones de cambio suelen ser altas. Por eso, conviene pagar con alguna tarjeta de viaje que no tenga comisiones por pagar con moneda diferente al euro, algo que puede suponer un buen ahorro al final del viaje.

↑

Llévanos en tu bolsillo ¡gratis! Descarga nuestra APP y ¡ahorra!