Este atractivo hotel boutique goza de una estratégica ubicación en la ciudad vieja de Estambul. Está cerca del Hipódromo de Constantinopla y un sinfín de atracciones interesantes, incluyendo Santa Sofía, la Mezquita Azul, el Palacio de Topkapi, la Cisterna Basílica y el Gran Bazar. Está además bien comunicado con otras zonas de la ciudad a través de los cercanos enlaces de la red de transporte público. Este moderno hotel está muy bien diseñado por dentro y por fuera, ya que aporta la comodidad de modernas instalaciones a la vez que plasma su entorno cultural en la decoración. Las habitaciones están bellamente decoradas y equipadas con modernas comodidades. Los huéspedes pueden disfrutar de lo último en relajación y rejuvenecimiento en la sauna o con el servicio de masajes.