Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

Atención al cliente
o crea tu cuenta con
  • Recibe ofertas, inspiración y novedades de Centraldereservas.com
  • Acumula dinero con tus reservas
  • ¡Invita a tus amigos y os lleváis 10 euros cada uno!
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes saber más en el apartado de más información.

Hoteles en Capadocia

Capadocia

Paisajes imposibles, sabores llenos de sorpresas, ciudades subterráneas, rutas a caballo, globos de colores, iglesias primitivas, artesanía y mucho más por descubrir. La Capadocia es una región turca que por sí misma se ha hecho un nombre entre los destinos de los viajeros y es que en ella se descubre la Turquía más auténtica. Habitada desde hace milenios por pueblos como los hititas, esta región del país de Erdogan es uno de esos lugares singulares que no consigues sacar de tus recuerdos una vez que los has visitado. La zona se sitúa a unos 217 kilómetros al sudeste de Ankara, así que antes de comenzar una ruta por la Capadocia se puede hacer una parada en la capital del país.

La Capadocia está declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1985. Al recorrerlo en coche, autobús o globo, pronto nos daremos cuenta del porqué de esta distinción y es que tanto el paisaje como las construcciones humanas parecen sacarnos de este mundo para llevarnos a latitudes extraplanetarias. De hecho este paisaje fue el que inspiró a George Lucas para localizar varios escenarios de la Guerra de las Galaxias, aunque finalmente no rodó aquí por falta de permisos. El paisaje se originó cuando la lava de los volcanes de Erciyas, Gallu, Kecyboyduran, Develi y Melendiz se enfrió y dio paso a los demás agentes climatológicos que durante siglos han moldeado el lugar a su antojo.

Así ante nosotros nos daremos de bruces con un extenso trozo de tierra en la superficie y en el subsuelo, por lo que se recomienda pasar varios días en la zona para conocer sus secretos mejor guardados. Si se tienen más días, mejor, porque el patrimonio geológico, arquitectónico y cultural dan para mucho. Un buen lugar para alojarse es la ciudad de Göreme, situada en el valle del mismo nombre. Allí hay hoteles para todos los bolsillos y también se puede contratar viajes en globo en varias empresas del lugar para recorrer la región de una manera inolvidable y descubrir desde la altura las “chimeneas de hadas”, una formaciones curiosas que son símbolo de la Capadocia. Asimismo, en Göreme no hay que perderse sus hermosas iglesias cristianas, entre las que destaca la iglesia de la Manzana, del siglo XI con unos frescos impresionantes. Estas se encuentran en nuestra siguiente recomendación: el Museo al Aire Libre de Göreme, un laberinto de galerías, viviendas e iglesias que hay que ver en visita guiada por expertos.

A Göreme se unen otros indispensables de la región como Nevsehir, que es la puerta de entrada a la Capadocia; Üçhisar con su volcán y su “castillo”; Ürgup que nos guiará por sus ciudades trogloditas bizantinas y su castillo selyúcida del siglo XIII; la ciudad subterránea de Derinkuyu y las cuevas de Zelve. Paseando entre lugares, descubriréis a los comerciantes que con sus tácticas y simpatía os harán pararos en sus puestos. Aprovechad la ocasión porque la artesanía del lugar lo merece.

Por último, un consejo: para moverse por la Capadocia, lo mejor es usar un microbus que recorre la región, conocido con el nombre de dolmus, que sigue una ruta fija por los principales lugares de interés turístico y cuya parada está indicada con una D.

↑