Caribe

Pocas palabras evocan el paraíso tan bien como el Caribe. Este rincón del planeta es en el imaginario de todos los viajeros un destino para descansar en playas interminables de arena blanca, aguas turquesa y fondos marinos llenos de colores. Pero además, siempre que se piensa en el Caribe se relaciona esta zona con hoteles de lujo con piscinas imposibles, bares, restaurantes y mucho ambiente.

Para ir al Caribe, primero hay que escoger a qué parte del Caribe se quiere ir. La lista es larga, pero los puntos más codiciados por los viajeros se localizan en Cuba, República Dominicana, México, Jamaica, Puerto Rico y Bahamas. Un crisol de culturas que tienen en común la adoración por ese mar que los mece y les da ese carácter tan especial, capaz de encandilar a los corazones más impasibles.

En Cuba aguarda La Habana, sí, pero también las playas con la zona de Varadero como imán principal con resorts de lujo, pensados para los huéspedes más movidos. Es la zona más turística del país con un gran número de hoteles de cuatro y cinco estrellas, donde se ofertan estancias de todo incluido. Está a 130 kilómetros de La Habana, así que en el mismo viaje se pueden combinar ambos lugares y vivir una experiencia 100% cubana en esta isla del Caribe.

También adecuado para aquellos que busquen hoteles exclusivos nos encontramos con la República Dominicana con Punta Cana como su principal resorte. Buenos precios, playas de postal y hoteles con todo incluido hacen que cada año sean muchos los viajeros que la escojan para pasar unos días de relax o de fiesta, ya existe posibilidad de disfrutar de ambas opciones. Una vez allí, no hay que dejar de acercarse hasta Playa Bávaro, considerada por la UNESCO como una de las playas más bonitas del planeta.

México es otro destino bañado por el Caribe. Para situar esta zona hay que acercarse hasta la Península del Yucatán y conocer de primera mano la Riviera Maya. Allí hay numerosos puntos de interés preparados para acoger a todo tipo de viajeros que quieran combinar ruinas mayas con playas de ensueño. Algunos destinos muy interesantes con una amplia oferta hotelera son Tulum y Playa del Carmen. Asimismo, en el Caribe de México, pero fuera de la Riviera, está Cancún, otro paraíso donde pasar unos días inolvidables.

El Caribe también se disfruta en otros puntos de la geografía como en las playas de Puerto Rico, Jamaica y las Bahamas. Tres destinos muy diferenciados, con mucha personalidad, pero que comparten las olas y el clima benévolo. 

Puerto Rico es quizá el gran desconocido del Caribe, pero una visita a este país que combina paisaje de interior en lugares como su Cordillera Central con playas turquesas como las playas de Dorado merece mucho la pena. 

En Jamaica cambia el idioma. El inglés predomina y la forma de vida varía respecto a otros lugares del Caribe. El ritmo queda marcado por el reggae que se puede oír en playas como la playa de Siete Millas, la Doctor’s Cave Beach, en Montego Bay, o la playa de Negril (con zona nudista). 

En cuanto a Bahamas, hay que saber que es un destino más exclusivo, con hoteles de alta calidad en primera línea del mar, y con islas privadas de actores y cantantes de fama mundial. Está formado por más de 700 islas y 2.000 cayos de gran belleza. Para alojarse lo más sencillo es hacerlo en la isla de New Providence, donde están la mayoría de resorts, así como la capital del país.