Tokio antes se llamaba Edo, y a pesar de no ser la capital de Japón era el centro político y más poblado del país. Cuando el emperador y la capital del país fueron trasladados desde Kyoto en 1868, la ciudad pasó a llamarse Tokio - la Capital del Este.Tokio hoy es una ciudad que no deja indiferente a nadie. Aquí se juntan tradiciones milenarias con la tecnología ultra moderna. Las tradiciones centenarias se pasean codo a codo con las tendencias extremas de la gente joven que pasan los domingos en el parque Yoyogi. Aquí te esperan experiencias inolvidables como el comercio de la Lonja del pescado de madrugada o una cena exquisita con los mejores ingredientes. Un paraíso de compras en el distrito de Ginza, o un momento de silencio y contemplación en el templo de Sensoji en Asakusa. Aprovéchate de los mejores precios en todas tus reservas del hotel para visitar Tokio.