Bangkok es una ciudad que hay que vivirla con todos los sentidos. El silencio de sus templos que contrasta con el ruido de sus bulliciosas calles. Aromas que te hacen la boca agua al pasar los vendedores ambulantes que cocinan en la calle. La fragancia de las centenares de especies de orquídeas.  Los gritos de los vendedores que regatean en el Mercado nocturno. El murmullo de los monjes en sus hábitos de color naranja. La vida cotidiana que transcurre a las orillas del rió Chao Phraya, la vena neurálgica de Bangkok, contemplado desde un taxi fluvial.  Una velada de lujo en la terraza del restaurante del legendario Hotel Oriental, con el vaivén de las olas del rió y el paso de barcos y ferrys como fondo. Bangkok es como ninguna otra ciudad en el mundo. Una ciudad repleta de monumentos históricos y declarados Patrimonio de la Humanidad. Un paraíso para el aficionado a las compras. Un laberinto para el explorador.Una aventura al alcance de cada persona dispuesto a abrir los sentidos. Además es la punta de partida ideal para seguir descubriendo este hospitalario país del sudeste asiático.Independientemente de si te quedas o estas de paso para seguir descubriendo Tailandia, te ofrecemos los mejores precios en tus reservas de hotel en Bangkok.