Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

Atención al cliente
o crea tu cuenta con
  • Recibe ofertas, inspiración y novedades de Centraldereservas.com
  • Acumula dinero con tus reservas
  • ¡Invita a tus amigos y os lleváis 10 euros cada uno!
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Qué ver en Mazagón

¿Buscando un destino diferente y poco masificado? Si vuestra respuesta es afirmativa, tenemos una propuesta que haceros. Para ello hay que viajar hasta el sur de España, hasta la provincia de Huelva, para descubrir un enclave natural en la Costa de la Luz. Si seguimos ahondando, nos desplazaremos entre la Ría y Doñana para ver cómo Mazagón nos espera con un paisaje natural, combinado con unos alrededores que gustarán a todo tipo de viajeros. ¡Coged las maletas que allá vamos!

No os llevéis los tacones más altos o el calzado más incómodo, sino que meted en la maleta unas zapatillas todoterreno porque, para conocer bien el lugar, hay que caminar por su naturaleza agreste que nos ofrece kilómetros de pinos, dunas salvajes, playas desiertas y rutas para pasear. Existen también empresas que ofrecen rutas a caballo por los paisajes de la zona, una experiencia que ayudará a comprender la relación de este animal con la provincia de Huelva, ya que está muy unido. Si os cansáis de la naturaleza y necesitáis ciudad, no hay problema porque Huelva capital está a escasos 22 kilómetros de distancia, esperando con sus servicios y sus calles.

Regresando a Mazagón, un enclave perteneciente al municipio de Moguer, vamos a visitar su mayor atractivo: sus playas. Kilómetros y kilómetros de arena combinada con un paisaje bonito que hará que tengáis ganas de pasar allí todo el día. Una peculiaridad que hay que señalar, que hace muy especiales las playas de esta zona, son sus acantilados que tienen esa forma tan característica. Tal es así que son objeto de estudio. Los podréis encontrar, por ejemplo, en la Playa del Parador. ¿Por qué tienen esas formas y colores? La respuesta es sencilla: están hechos de arena. Por eso son dorados y tienen esa altura, de hecho si se tocan, el tacto no es muy diferente al de las famosas dunas. Esto se debe a que se han formado por la superposición de dunas. Si vais, no dejéis de acercaros y, por supuesto, de haceros los listos explicando este dato.

En la costa de Mazagón hay más playas con encanto como la Playa de la Torre del Loro, una extensión semivirgen, que se localiza en el mismo Parque Nacional de Doñana y donde a veces no llega la cobertura móvil. No esperéis ver loros allí, puesto que su nombre se debe al río que desembocaba en ella y no a la presencia de esta ave. Eso sí, veréis una torre y escucharéis las olas del mar. En esta zona hay áreas para practicar naturismo. Otra playa bien diferente es la propia playa de Mazagón que coincide con el núcleo urbano, ideal para familias que buscan tranquilidad. Asimismo, Mazagón cuenta con un puerto deportivo donde se pueden amarrar las embarcaciones de recreo y desde donde se ofrecen más actividades acuáticas para unas vacaciones activas.


Rodeado de tesoros

No hay que dejar de saber que Mazagón se encuentra rodeado de un auténtico paraíso natural gracias a la proximidad de lugares como el Parque Nacional y Natural de Doñana, los Parajes Naturales de las Lagunas de Palos y Las madres, y el Estero Domingo Rubio. Se pueden hacer excursiones para conocer lugares emblemáticos como es el caso de la aldea de El Rocío, a unos 35 kilómetros de distancia. Allí se puede visitar la famosa ermita de El Rocío, donde se encuentra la virgen de la Blanca Paloma. En los alrededores también se pueden visitar las marismas del Parque Nacional y Natural de Doñana, donde la observación de aves da un paso más, disfrutando de la llegada y de la vida de numerosas especies migratorias como la garza real o el flamenco. Igualmente interesante para la ornitología son las marismas de los Parajes Naturales de las Lagunas de Palos y Las madres, formadas por cuatro lagunas: la de Palos, La Jara, La Mujer y Las Madres. Este humedal es de agua dulce y dispone de agua durante todo el año.

Asimismo en los alrededores espera también el patrimonio cultural de la zona con Palos de la Frontera como un enclave que no hay que dejar de visitar. Fue desde el puerto de Palos de la Frontera desde donde partieron las naves de Cristobal Colón hacia el Nuevo Mundo. Por eso en la localidad hay opción de visitar numerosos lugares relacionados con este hecho como lo son la Casa los Hermanos Pinzón, la estatua de Martín Alonso Pinzón, la Iglesia de San Jorge, la Casa de la Misericordia o La Fontanilla, donde se abastecieron de agua antes de partir. Además, allí, si os acercáis al Muelle de las Carabelas, podréis ver una reproducción a gran tamaño de la Pinta, la Niña y la Santa María que se completa con un museo.

Otro lugar que no hay que dejar de visitar cerca de Mazagón es el Monasterio de La Rábida, también relacionado con Cristobal Colón, ya que fue en sus celdas y salas donde se fraguó el viaje a América. Pasead por su claustro mudéjar, conoced sus historias y visitad la imagen de la Virgen de los Milagros, a quien rezó Colón antes de partir a América.


Resumiendo naturaleza, playas, patrimonio e historia. ¿Quién se viene a Mazagón?



Ofertas más vistas

Ver más