Thira es su nombre en Griego. Los pueblos de casas blancas, callecitas estrechas y escaleras que trepan a lo largo de la ladera, sobre acantilados con espectaculares vistas a la bahía. Tiene forma de media luna causada por la erupción de un volcán.

El contraste del mar azul con las casas e Iglesias Ortodoxas blancas hacen de ella un lugar fantástico para pasar unos días. Además de disfrutar de la gastronomía local y las compras típicas.

Reserva ya tu hotel en Oia, Fira, Ios, Perissa... y descubre esta auténtica joya del Mediterraneo.