Atrás quedaron los tiempos en los que, en la visita a una bodega, tan sólo se podían encontrar vinos. Ahora, entorno al mundo de la vid, se pueden hallar muchas más cosas. Un ejemplo son las Bodegas Miguel Torres, en Pacs del Penedès. Allí el viajero del vino puede hallar actividades (y paquetes de propuestas) tan variadas como rutas senderistas o paseos en trenecito que ofrecen paseos que combinan naturaleza salvaje y viñedos; catas; reservas en restaurante de la zona…

Divididas las instalaciones de la bodega en varias ubicaciones, las actividades propuestas combinan propuestas lúdicas y culturales entorno al mundo del vino. Así, por ejemplo, en el Centro de Visitas Bodegas Torres, emplazado en plena Denominación de Origen Penedés, el conocimiento de los materiales didácticos allí emplazados combinan con cursos y charlas de periodicidad puntual. ¿Y qué decir de la visita a la bodega de Mas La Plana, en la que hablando de viticultura y catando vinos, se goza de una deliciosa comida entre viñedos?.

Cerca de otra de las instalaciones de la bodega, situadas en el castillo de Milmanda, se puede aprovechar la visita para acercarse hasta las cuevas de Francolí, una de las cuevas de roca y conglomerado más largas del mundo. La visita es guiada y muy didáctica, ya que siempre se intercalan las explicaciones del guía con diferentes audiovisuales y representaciones con figuras.

Viaja al Penedés al mejor precio con Centraldereservas.com.