Ainsa es un pueblo que siempre te sorprende, tú decides la época del año para visitarla y ella te ofrece lo mejor que tiene.En verano es el punto de inicio perfecto para empezar tus excursiones: Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Cañon de Añisclo, Sierra de Guara, Valle de Pineta...tienes multitud de opciones a elegir.Si eres amante del agua sus ríos estarán encantados de ofrecerte una variada oferta de actividades. Para los mas atrevidos rafting en el Ara o barranquismo y, para los "no" tan atrevidos descenso por el Cinca.A parte de estas actividades también existe posibilidad de realizar equitación, rutas BTT, kayac, quads, hidrospeed y parapente.Conocido también es su Festival Internacional de Música Castillo de Ainsa, las noches se llenan de música y por el día adultos y niños podrán disfrutar de diversas actividades que se desarrollan en diferentes lugares del casco antinguo.Por el mes de septiembre y cada dos años Ainsa vuelve a su pasado medieval celebrando la victoria obtenida sobre las tropas moras gracias a la aparición de una cruz encendida sobre una carrasca. Esta representación es conocida como La Morisma. Además ese fin de semana las calles se engalanan de fiesta y acogen un mercadillo medieval, en el cual artesanos y turistas portan el atuendo de la época.Como podrás comprobar, visitar Ainsa no da pie al aburrimiento pero si que puedo decir que en medio del bullicio del período estival, el visitante también podrá sentir el silencio y la paz que nos transmiten sus calles, su historia, sus gentes...no te olvides de parar un momento y vivirlo.Aprovecha esta oferta y reserva tu hotel en Ainsa o alrededores. No te lo pienses más....