Santander es un perfecto destino para relajarte y desconectar del día a día. La capital cántabra, que combina a la perfección playa y montaña, es por su perfecta ubicación el mejor punto de partida para cualquier ruta por el resto de la comunidad autónoma.

Descansa en su conocida y extensa playa del Sardinero, adéntrate en la bella Península de la Magdalena y visita su peculiar palacio, vive la naturaleza en estado puro recorriendo Cabo Mayor, embóbate contemplando las vistas desde cualquiera de sus numerosos miradores, pasea por sus cosmopolitas calles recorriendo su ruta monumental y relájate al final del día en sus animadas terrazas con la fresca de la noche.

Desde Santander puedes hacer además innumerables rutas y excursiones al resto de sitios de interés de Cantabria. El Parque de Cabárceno, Isla, Noja, Suances, Laredo… Una ciudad activa y moderna a la vez que apacible que hará que en tus merecidas vacaciones te olvides de todo lo demás.