Dubrovnik, la ciudad más bella y mágica de Croacia y de la costa del Adriático hará que vuelvas de tus vacaciones con ese buen sabor de boca que te deja contento para el resto del año.La llamada "Perla del Adriático" no deja indiferente a ningún turista. Sus calles desbordan historia y encanto en cada uno de sus rincones, sus paisajes emboban hasta al más insensible con su misteriosa belleza y la amabilidad de su gente ayuda a que te sientas como en casa.Declarada Patrimonio Nacional de la Humanidad por su riqueza artística, esta ciudad medieval te hará retroceder en el tiempo para revivir las miles de historias que se guardan en el interior de sus murallas.Piérdete por las empedradas callejuelas de Stari Grad, la ciudad vieja, accede al casco viejo por la Puerta de Pile, visita la Placa o Stradum y la Torre del Reloj, descansa en la fuente de Onofrío, continua hacia San Blas, o hacia la Catedral de la Asunción... ¡Son cientos los atractivos de esta pequeña gran ciudad croata!Y bajando hacia el mar... un paseo en barco hasta el islote de Lokrum, navegar por toda la costa o simplemente contemplar el viejo puerto de la ciudad, completarán tus días en esta visita de cuento.Despierta tus 5 sentidos y visita Dubrovnik, allí descubrirás el sexto.