Londres es una ciudad en la que se puede pasar mucho más de un fin de semana. No obstante, dos días dan para mucho. Así que aquí van algunas ideas para disfrutar al máximo en la capital inglesa. Lo primero, antes de partir, hay que mirar la predicción meteorológica. Diga lo que diga no está mal llevar por si acaso un paraguas, un chubasquero y unas botas de agua, ya que Inglaterra sufre de un tiempo muy cambiante.

¿Qué ver?

Museos

Londres destaca por muchas cosas, una de ellas es la gran calidad de sus museos. Hay tantos y tan variados que elegir es fundamental. Para los amantes de la historia es indispensable visitar el British Museum. Para los que adoran el arte contemporáneo, la Tate Modern es un must. Para los amantes de la pintura clásica la visita a la National Gallery les hará emocionarse. Para los más pequeños dejarse caer por el Museo de Historia Natural puede ser mucho más que un acierto.

Clásicos

Por supuesto uno no puede pisar Londres sin no visitar, por lo menos en la parte exterior, alguno de sus lugares más simbólicos. Uno de ellos es el Parlamento Británico con el famoso Big Ben. Cerca está la Abadía de Westminster, una iglesia con gran importancia en la historia inglesa. Tampoco hay que dejar de ver el Palacio de Buckingham con el cambio de guardia incluido y el Puente de Londres. Para observar todo desde las alturas, de un solo vistazo, subir al London Eye es una opción a valorar. También hay que ver la Catedral de St. Paul y la Torre de Londres.

Mercadillos, tiendas

El diseño británico varía desde lo más sobrio y clásico a lo más moderno. Lo mismo pasa con sus comercios. Desde la famosa Oxford Street con Picadilly Circus con marcas internacionales prestigiosas hasta los Almacenes Harrods con un ambiente con solera. Para encontrar una atmósfera más alternativa hay que visitar Candem, Covent Garden o Chinatown.

Parques y jardines

Si el tiempo lo permite se puede pasear por Regent's Park o por Hyde Park. Relajarse sentados en un banco o buscar entre los árboles a graciosas y curiosas ardillas. Otro parque que merece la pena visitar es Greenwich Park, ideal para ver unas impresionantes vistas sobre el Támesis mientras se descansa entre monumento y monumento.

Musicales

Por la noche, las luces de los teatros brillan de manera especial anunciando decenas de musicales. Los más conocidos están en el West End, mientras que los más alternativos están en el Fringe y en el Off-West End.

Podéis encontrar vuestro alojamiento en el buscador de arriba a la izquierda.